Imagen de una de las zonas afectadas por el incendio en la Ciudad de la Justicia de Valencia
Imagen de una de las zonas afectadas por el incendio en la Ciudad de la Justicia de Valencia - MIKEL PONCE

La Ciudad de la Justicia de Valencia reabre sus puertas parcialmente este miércoles

El TSJCV será el que decidirá la actividad que se pueda llevar a cabo en su interior después de confirmar que no hay restos tóxicos y respirar «no es perjudicial»

VALENCIAActualizado:

La Ciudad de la Justicia en Valencia reabrirá mañana sus puertas, tras permanecer cerrada desde ayer a raíz del incendio del domingo que afectó a cuatro de sus juzgados, aunque será el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat el que decidirá la actividad que se pueda llevar a cabo en su interior.

Así lo acaba de anunciar en la tarde de este martes la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, en una rueda de prensa donde ha explicado la situación en la que se encuentran los juzgados de Primera Instancia e Instrucción 1, 2, 3 y 4 tras el citado incendio.

Tras las comprobaciones del servicio de seguridad en infraestructuras, la consellera ha decidido la apertura parcial del edificio, medida que ha comunicado a la presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva.

El ala derecha, la parte afectada, permanecerá cerrada por seguridad y los juzgados afectados serán trasladados de forma provisional a otro espacio del TSJ, en concreto la sala segunda de la Audiencia provincial, que se panelará para posibilitar la actividad judicial.

Una "gran cantidad" de expedientes afectados por el incendio presenta hollín y se ha contratado una empresa que se dedicará a la limpieza de estos documentos en un espacio reservado, para posteriormente reconstruirlos.

Para ello, la consellera ha avanzado que se pondrá a disposición de los juzgados un plan de refuerzo especial, con la intención de que el funcionamiento diario no se vea afectado.

En el resto de dependencias de la zona se ha decidido un traslado "temporalmente inferior" hasta que se resuelvan las filtraciones de agua en la primera planta y se descarten problemas estructurales por el derrumbamiento de parte del techo.

La Policía Científica ha concluido sus trabajos al final de la mañana de este martes y, por tanto, ya se puede iniciar la limpieza del edificio, según Bravo, que ha preferido esperar a los informes de bomberos y de la Policía para determinar las causas del incendio.

Según el informe provisional del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (INVASSAT), no hay restos tóxicos y respirar "no es perjudicial", por lo que se puede acceder al edificio, en lo que coincide la empresa especializada en medición de la calidad del aire que se ha contratado para tal fin.

Preguntada si las alarmas antiincendios se dispararon, la consellera ha reconocido que hay versiones contradictorias, por eso hay que ser "cautos y esperar" a los informes definitivos.

"No estamos tapando nada, pero hay que esperar a los informes para ver qué ha fallado", ha manifestado la responsable de Justicia, para añadir que se ha acordado una investigación externa sobre las empresas encargadas del mantenimiento y la seguridad, y otra interna para determinar las causas y circunstancias del siniestro.

Ha insistido en que la Conselleria ha actuado en coordinación con el TSJ y con "lealtad institucional" a la hora de tomar decisiones consensuadas.

Sobre los sistemas de detección y extinción, ha señalado que se planificaron en su momento y se tienen que revisar periódicamente y las empresas tienen que acreditar esas revisiones. En el caso de que se haya producido alguna irregularidad, se analizará la responsabilidad de las empresas, ha asegurado.

Bravo ha precisado que algunas puertas tienen papel aislante que impediría el cierre automático, pero en el caso de las ubicadas en el lugar del incendio, sí funcionaron correctamente.

La consellera ha asegurado que su departamento tiene presupuesto para asumir los costes de reparación del edificio de la Ciudad de la Justicia, si bien por el momento se desconoce el coste de los daños.