Top

OCIO

Cinco sitios donde merece la pena pasar al menos una noche en la provincia de Alicante

ABC te sugiere una selección de lugares con encanto para disfrutar de una velada en la Costa Blanca

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Huerto del Cura (Elche)

Jardín restaurante del establecimiento ilicitano- HOTELHUERTODELCURA

Enclavado en el mayor Palmeral -con mayúsculas- de Europa y uno de los más impresionantes del mundo, el hotel Huerto del Cura ofrece un refugio para las parejas difícil de superar por los ingredientes que aporta para una velada inolvidable. Su personal dice cultivar la «cultura del detalle» en un rincón «relajante, bellísimo y natural». Ideal para una escapada romántica con cena a la luz de las velas, o tratamientos relajantes Phisiodermie con hidromasaje romántico, entre otras propuestas.

Benidorm

La capital turística por excelencia de la Costa Blanca también constituye un punto de encuentro imprescindible para la vida nocturna. Tanto para disfrutar en pandilla de la variada gastronomía y el tapeo de la zona de los «Vascos», como para degustar helados italianos, darse un chapuzón en la playa (buena parte del año) o bailar hasta que se haga de día en alguna de sus discotecas o pubs, según el estilo musical preferido de cada cual. El ambiente de madrugada refleja el caracter internacional de esta ciudad cosmopolita, donde se puede encontrar a visitantes de mil y una nacionalidades distintas.

Desafío Medieval (Alfaz del Pi)

Espectáculo de caballos en la sala de Alfaz del Pi- DESAFÍOMEDIEVAL

Una forma original de trasnochar, recreando en el Castillo Conde de Alfaz (en Alfaz del Pi) batallas entre Moros y Cristianos, no solo con la puesta en escena tradicional en las fiestas en las calles de decenas de municipios alicantinos, sino también comiendo como ellos y, en definitiva, impregnándose del sabor aquellas épocas en el Desafío Medieval. El establecimiento oferta cena y bebida, espectáculo con justas, torneos, etcétera durante una hora y media, con comentarios en castellano alternados con el inglés, para los muchos turistas que acuden habitualmente. Y entrada a la Discoteca «Sala de Torturas», cómo no.

Hotel del Juguete (Ibi)

Habitación tematizada para niñas- HOTELDELJUGUETE

En familia, aunque también pensando en las parejas que tienen niños, porque es seguro que van a tener tantas cosas con que entretenerse y seguro que será una experiencia diferente, se trata de una velada tal vez más tempranera, pero igualmente íntima y para el recuerdo. El Hotel del Juguete tiene sus habitaciones tematizadas con motivos inspirados en este mundo infantil, desde Nancy a Playmobil o Lego, Invizimals, Justin... sin olvidar los Reyes Magos (Gaspar, Melchor y Baltasar, por separado, cada uno en sus aposentos). Antes de caer la noche, también se puede dar una vuelta por Ibi, donde preparan helados artesanos, por ejemplo, en la emblemática plaça de la Palla, o dejar a los retoños en la ludoteca un rato mientras se aprovecha del servicio de restaurante y cafetería del hotel.

Altea La Vella

Panorámica diurna de Altea- JUAN CARLOS SOLER

El encanto de Altea y de Altea La Vella, dos realidades bien diferenciadas de un municipio que se desdobla entre su zona antigua, de calles coquetas y empinadas con estética mediterránea de otros tiempos, esa parte añeja, y la no menos bella ciudad moderna, al borde del mar, un paraíso para la náutica y los paseos al anochecer respirando brisa y degustando arroces marineros y otras delicias.

Como guía, uno de los recorridos recomendados desde el ayuntamiento parte del aparcamiento Cura Llinares, para enfilar la ruta de Altea La Vella, que remonta a los «orígenes». Otra opción es arrancar desde la oficina de la Tourist Info de la calle Sant Pere y recorrer el arrabal marinero y el barrio de Bellaguarda hasta llegar al casco antiguo de Altea, declarado Bien de Interés Cultural.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios