CULTURA

El Centre del Carmen se especializará en cultura contemporánea y abrirá una tienda y una cafetería

El Consorci de Museus asume que abandonará el espacio de La Gallera si no surge un patrocinador privado antes del 31 de diciembre

Imagen de archivo de la Gallera
Imagen de archivo de la Gallera - ABC

El nuevo director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, quiere rejuvenecer el Centro del Carmen. Se ha propuesto acabar con la indefinición de sus contenidos (durante los últimos años ha acogido exposiciones tanto clásicas como contemporáneas) y sumar público. Una de las medidas para conseguirlo será la fijación de la entrada gratuita, aunque para ello deberá aprobarse previamente en el Consejo general del Consorci que tendrá lugar el 4 de octubre. Por lo demás, este emblemático edificio pasará a llamarse Centre del Carme Cultura Contemporània,

Otro de los proyectos en curso es la apertura de una cafetería y una tienda-librería, esta última dotada con una sección outlet de catálogos de exposiciones pasadas de las que quedan excedentes y otra que pondrá a la veta artículos diseñados por jóvenes creadores valencianos.

Éstas son el resto de líneas maestras que definirán la nueva política del Concorci de Museus:

1. Modelo de convocatorias públicas

Toda la programación expositiva se diseñará bajo el modelo de convocatorias públicas. Es decir, es un modelo diferente al que llevan a cabo la mayoría de los museos y centros culturales públicos, en los que se designa a un director que diseña los contenidos o los escoge siguiendo su propio criterio. Esta medida trata de democratizar el acceso de los creadores, artistas y comisarios a los recursos de la administración, aunque también ha sido criticada por quienes consideran necesaria la figura de un responsable que unifique la programación de cada centro siguiendo unos objetivos concretos. Paralelamente, el equipo de selección del Consorci tratará de que las adjudicaciones de proyectos culturales se repartan de forma plural, para que no se concentren siempre en los mismos artistas o comisarios.

2. Próximos concursos

Las primeras convocatorias que se sacarán a concurso serán para desarrollar proyectos culturales que tengan como objetivo la inclusión y cohesión social de colectivos como las personas mayores, las de diversidad funcional, etc. También se buscarán proyectos de investigación orientados a reinterpretar las colecciones artísticas del Consorci desde el punto de vista del género (“para compensar el hecho de que la historia solo se ha escrito a través de la voz de los hombres”, aclara Pont); y finalmente proyectos de producción artística en entornos educativos y de revisión de trayectorias artísticas de artistas valencianos de larga trayectoria.

3. Fin a la colaboración gratuita de los artistas

A partir de ahora se remunerará a todos los artistas y comisarios que lleven a cabo proyectos en cualquiera de los centros adscritos al Consorci. Además, Pont se compromete a normalizar este tipo de servicios con un contrato por escrito. Este apartado puede parecer una obviedad, pero la realidad es que es una vieja reivindicación del sector. Los acuerdos verbales y la exclusión de los artistas en los presupuestos de los proyectos expositivos ha sido hasta ahora bastante común en la Comunidad Valenciana.

4. Brazos abiertos a las iniciativas culturales de la sociedad civil

Se abre la posibilidad de que los espacios públicos pertenecientes al Consorci que estén infrautilizados (como las diez aulas del segundo piso del edificio de Artes y Oficios del Centre del Carmen) puedan cederse para que los colectivos y profesionales de la sociedad civil puedan desarrollar sus propios proyectos.

5. Coproducciones

Un pequeño porcentaje de la programación se ha reservado para colaboraciones con otras instituciones o centros de arte. Pont ha anunciado que el próximo mes de octubre se celebrará una exposición en colaboración con Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma en Mallorca. También se han abierto conversaciones con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), Laboral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón y con la Virreina Centre de la Imatge de Barcelona.

6. Adiós a La Gallera

Pont ha confirmado que el Consorci no renovará el contrato de alquiler que mantiene con la sala de exposiciones de La Gallera, a menos que de aquí al 31 de diciembre aparezca algún patrocinador dispuesto a financiar una parte sustancial de los 108.000 euros (más gastos) que requiere el mantenimiento de este espacio. “Si se hiciesen cargo del 50% para nosotros ya sería viable”, ha afirmado Pont. Este emblemático edificio de patrimonio industrial, que es de propiedad privada, tiene unas peculiaridades arquitectónicas idóneas para realizar proyectos expositivos site-especific, pero su elevado coste de mantenimiento no se corresponde con el flujo de visitas que recibe a lo largo del año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios