Caso Taula Alfonso Grau trata de desmontar la teoría del audio de María José Alcón: «No le devolvieron los dos billetes de 500»

El exvicealcalde sostiene que su mujer estaba ingresada en un centro médico para desvincularla del posible blanqueo

Imagen de Alfonso Grau a su llegada a la Ciudad de la Justicia - ROBER SOLSONA

El exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau ha señalado en su declaración como testigo ante el juez que investiga el presunto caso de blanqueo de capitales en el grupo popular del Ayuntamiento que a su mujer y exedil, María José Alcón, «no le devolvieron los dos billetes de quinientos euros» para lavar dinero a través de las donaciones efectuadas por los concejales y asesores para la campaña electoral de los últimos comicios municipales. Según Grau, es imposible que le devolvieran los dos billetes de 500 porque en esas fechas se encontraba ingresada en un centro médico.

Grau desmonta así la teoría de Alcón, que en una conversación telefónica con su hijo interceptada por la Policía explicaba cómo se había blanqueado el dinero. El exvicealcalde, que ha declarado durante una hora y media, ha explicado que en aquellas fechas Alcón estuvo ingresada en un centro médico en el que había controles de acceso, por lo que se habría tenido constancia de que recibió el dinero.

En una conversación con su hermana el 17 de abril del pasado año, la exedil del PP María José Alcón hablaba abiertamente del supuesto delito de blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Valencia: «A Juanjo (Alcón, hermano de María José) le dije que me hiciera una transferencia de esos 1.000 euros que han blanqueado en el partido, de todo el dinero negro que tienen. O sea, me dieron todos los billetes de 500 euros y yo tenía que hacer una transferencia legal desde el BBVA de 1.000 euros, que los blanquean así. ¿De dónde viene ese dinero? Pues de una donación de un concejal que procede de esta cuenta corriente, de una transferencia bancaria y tal y cual... Es muy gordo, ¡eh! El PP lo tiene muy crudo, tía».

Al margen de desmontar esta teoría, de acuerdo con fuentes conocedoras de la declaración consultadas por ABC, Grau ha explicado que asistió a una reunión del comité de campaña pero que, al dimir el 2 de marzo, se ha desligado de la decisión de reclamar donativos a asesores y concejales.

Grau también ha cuestionado los testimonios de los asesores que se negaron a participar en el blanqueo porque considera que sabían que se iban a quedar sin empleo. También ha negado que conociera a los donantes que mencionó Mari Carmen García-Fuster en su declaración y el origen de los ingresos que el juez entiende como "opaco".

Mientras, la exasesora María José Pi, cuya declaración también estaba prevista para este viernes en calidad de investigada, ha negado el blanqueo y la devolución de los mil euros.

En la pieza separada del caso Imelsa, con 47 personas imputadas más el PP, imputado como persona jurídica, se investigan las donaciones al partido para blanquear dinero de supuesta procedencia ilícita.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios