Cataluña - Barcelona

Barcelona detecta 256 pisos turísticos ilegales en el último mes

El Ayuntamiento avisa a Airbnb y Homeaway, que ya fueron multadas, de que si siguen ofertando alojamientos sin licencia pueden exponerse a sanciones de 600.000 euros

La Barceloneta, uno de los barrios más afectados por la presencia de pisos turísticos ilegales
La Barceloneta, uno de los barrios más afectados por la presencia de pisos turísticos ilegales - INÉS BAUCELLS

El Ayuntamiento de Barcelona ordenará cerrar 256 viviendas de uso turístico ilegales, que ha detectado este mes a raíz del plan de choque impulsado en julio para intensificar su lucha contra estos alojamientos ilegales.

Fuentes municipales defienden las nuevas medidas han permitido ganar eficiencia en la detección de pisos sin licencia y en la inspección de esta actividad, según la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

Sanz ha destacado junto a la concejal del distrito de Ciutat Vella, Gala Pin, que los visualizadores (la nueva figura que utiliza el consistorio para detectar estos inmueble) han permitido mejorar el control a estos pisos, ya que efectuan un trabajo más ágil, según ha recogido Ep.

Estos empleados han rastreado portales de alojamientos para investigar irregularidades y tras encontrar 738 anuncios sin número de licencia, han hecho 509 comprobaciones a pie de calle, que han permitido identificar 234 pisos turísticos ilegales. Estos inmuebles recibirán la orden de cierre y una sanción de 30.000 euros.

Además, los 20 visualizadores han localizado 126 pisos legales que no publican la licencia, que también serán sancionados con 3.000 euros. También han hecho encuestas a pie de calle a turistas, para ver dónde se hospedadaban. Ahora se están analizando la legalidad de las 118 direcciones de pisos turísticos que consiguieron.

Por otro lado, los inspectores, que también se reforzaron, ha permitido tramitar otras 22 órdenes de cierre. Ellos han realizado 521 inspecciones de viviendas de uso turístico durante este mes, de las que también se han derivado 184 expedientes y 102 sanciones de 30.000 euros.

Actualmente, hay en trámite 1.015 órdenes de cese y 682 expedientes sancionadores por las actuaciones previas al plan de choque --en 2014 se emitieron 242 órdenes; en 2015, 533, y 112 hasta julio--, y 61 pisos han dejado de operar y se han resuelto 31 sanciones de 30.000 euros.

Multas a portales de alojamientos

Por otro lado, Sanz ha detallado que se han resuelto sendas sanciones de 60.000 euros a las plataformas Airbnb y Homeaway iniciadas en septiembre del año pasado, que ahora están pendientes de cobro. Como ya anunció el consistorio hace un mes, ahora si se comprueba que estas webs reinciden y publicitan pisos sin licencia podrían ser multadas con hasta 600.000 euros.

En otro sentido, las ediles han destacado la colaboración ciudadana conseguida gracias a la web habilitada para detectar y denunciar pisos. Así, se han recibido 375 avisos que, sumados a los registrados por el servicio de recepción de incidencias, alcanzan 406 direcciones que actualmente se están investigando y pasan a la vía de inspección.

Pin también ha recordado que el Ayuntamiento ha empezado a enviar cartas a los vecinos para informarles de la situación de los pisos turísticos ilegales y la tramitación para cerrarlos. De momento, han llegado a 21.000 viviendas de Sant Antoni y continuará luego por el resto del Eixample hasta llegar a 807.000 vecinos en octubre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios