Alberto Fernández - Tribuna Abierta

Escraches municipales Alberto Fernández

Colau debería entender que ya no es una activista social, ahora es la alcaldesa de Barcelona

- Actualizado: Guardado en: Cataluña

En los casi quince meses que Ada Colau lleva como alcaldesa de Barcelona hemos visto unos planteamientos ideológicos de gobierno en los que todo vale contra determinados sectores de la sociedad. Desde la Corona, las Fuerzas Armadas, la Iglesia Católica o aquellos que defienden una España unida dentro de Cataluña. Colau no respeta la pluralidad de Barcelona y utiliza la política de confrontación y división en forma de ‘escraches políticos’ contra aquellos que no piensan como ella.

A pocos días del 12 de octubre, día de la Hispanidad, el Ayuntamiento anunció que tiene previsto retirar el nombre de la Plaza de la Hispanidad, ya que según Colau, dicha fecha conmemora un genocidio. Otros cambios de nombres que han generado polémica recientemente son: la Plaza Juan Carlos I por ‘Cinco de Oros’ o la eliminación del nombre del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Barcelona, denominado como Reina Regente desde 1888 y que ahora pasará a llamarse Carles Pi i Sunyer, recordando a un efímero alcalde republicano de Barcelona. Además de eliminar el nombre de Juan Antonio Samaranch de la escultura que conmemora los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 en el Ayuntamiento. Todos estos cambios impulsados por Colau han tenido la complicidad de CiU, ERC, CUP y la pasividad del PSC, que no alza la voz para no molestar a Colau y poder seguir siendo su socio de gobierno.

Colau debería entender que ya no es una activista social, ahora es la alcaldesa de Barcelona y su deber es actuar como activista municipal de todos los barceloneses. Sin duda, con su gesticulación permanente pretende esconder sus carencias, ya que no sabe gobernar y no tiene modelo de ciudad. Las polémicas continuas le sirven como un gran cortina de humo para tapar carencias. Recordar que su gobierno municipal no tiene presupuestos aprobados y ha sido incapaz de tirar adelante el Plan de Actuación Municipal, el Plan de Inversiones Municipales o el Plan de vivienda para la ciudad.

Durante las Elecciones Municipales Colau se presentó con el compromiso de realizar consultas ciudadanas como uno de sus ejes electorales, pero continua sin convocar consultas ciudadanas, a pesar que tiene temas en la mesa como la consulta sobre la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno de 2026, la reordenación de los entornos de la Sagrada Familia, el futuro del Zoo o la controvertida puesta en marcha de la supermanzanas. Con Colau podemos seguir sumando despropósitos, la alcaldesa abre la puerta al proceso independentista, a pesar de asegurar que no es independentista, rebaja inversiones en barrios, se convierte en la alcaldesa moratoria o crea confrontación al dar total libertad a manteros y okupas ilegales. El gobierno municipal debe saber que desde el PP no nos quedaremos callados frente a insultos, agresiones y escraches políticos, trabajaremos incasables para poner freno a este despropósito.

Alberto Fernández es presidente del grupo parlamentario del PP en Barcelona

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios