Miquel Porta Perales - El oasis catalán

Chantaje

Faltan a la verdad. No se trata de represalias, sino del cumplimiento-si es el caso- de lo que marca la ley para quienes la incumplen

Miquel Porta Perales
Actualizado:

Primero, la ANC y Òmnium Cultural. Después, Oriol Junqueras. Todos, frente a las sanciones impuestas por el Estado. Una «caja de resistencia», en palabras del vicepresidente y de las organizaciones independentistas. La ANC y Òmnium hablan de «represalias económicas» como consecuencia de la participación en «acciones cívicas, pacíficas y democráticas» por «seguir el mandato de las urnas y los acuerdos del Parlamento de Cataluña y la Generalitat» en el «proceso hacia la independencia». El vicepresidente -ahí se nota su capacidad como consejero de Economía y Hacienda- calcula que cada ciudadano debería abonar 2,1 euros para sufragar la sanción.

Faltan a la verdad. No se trata de represalias, sino del cumplimiento-si es el caso- de lo que marca la ley para quienes la incumplen. No se trata de un mandato democrático, porque la democracia incluye la observancia de la ley. A ello, añadan que un parlamento autonómico no está habilitado para implementar un proceso de independencia. Concluyen la ANC y Òmnium que la caja de resistencia es un «gesto potente de solidaridad, transversalidad y unidad del independentismo». Ahí les doy la razón. Pero falta el matiz. Un gesto de solidaridad, sí, pero -si finalmente hay causa y sentencia- con el delito. Por lo demás, se trata de una solidaridad que podría incluirse en la categoría de «chantaje». La traducción práctica -cosecha propia- del «gesto potente de solidaridad» que impulsan la ANC, Ómnium y Junqueras: «No colaborar con la caja de resistencia de los patriotas catalanes represaliados equivale a colaborar con el Estado represor que niega el derecho de Cataluña a decidir libremente su futuro». Y significa, también -ahora es Junqueras el que habla-, no colaborar en «la defensa de la democracia». Otra falsedad. Lo contrario es cierto. Hay una cosa que no se entiende. Si en un par de meses Cataluña -dicen- será independiente, ¿a qué viene la caja de resistencia?

Miquel Porta PeralesMiquel Porta Perales