Toros

Unidos Podemos pide eliminar el Toro de Júbilo de Medinaceli y el enmaromado de Benavente

Registran en el Congreso una Proposición No de Ley contra los festejos que «esquivan la legalidad»

Unidos Podemos quiere acabar con el Toro Júbilo (izq) y el Toro Enmaromado (dcha)
Unidos Podemos quiere acabar con el Toro Júbilo (izq) y el Toro Enmaromado (dcha) - ICAL
ABC.ES Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El grupo político Unidos Podemos y sus confluencias han registrado en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley que pone en riesgo la continuidad del Toro Enmaromado de Benavente y el Toro Jubilo de Medinaceli. La PNL consiste en la consideración de Patrimonio Cultural de determinados espectáculos con animales y la prohibición de todos aquellos en los que los animales de raza bovina de lidia utilizados tengan menos de dos años de edad. Además, también quieren prohibir todos aquellos espectáculos de tauromaquia que vayan en contra de las normas autonómicas, algo que afectaría a los festejos de Medinaceli y de Benavente.

Unidos Podemos incide en la forma en que estos festejos «esquivan la legalidad» mediante la declaración de los mismos como Fiesta de Interés Turístico o Fiesta Tradicional de Interés Turístico, calificaciones otorgadas antes de que se produjera la declaración de la tauromaquia como Patrimonio Cultural en el año 2012 a través de la Ley 18/2013. Mediante un comunicado oficial recuerdan que el Toro de Jubilo de Medinaceli se calificó Espectáculo Taurino Tradicional de Interés Turístico Regional en 2002 y que el Toro Enmaromado de Benavente recibió su mención de Festejo de Interés Turístico Regional en 1991, mientras que el Toro de Coria es considerado Fiesta Tradicional de Interés Turístico Nacional desde 2013, tan solo un año después de la proclamación de la Ley 18/2013 de la tauromaquia como patrimonio cultural. Hechos que, según ellos, entran en contradicción. Desde Unidos Podemos citan el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares en Castilla y León para denunciar que está prohibido embolar con fugo los pitones del animal o ensogar, como se hace en Medinaceli y Benavente.

Justifican su petición en base a «la importante caída de la asistencia de la población española a los espectáculos taurinos», y hablan de un «rechazo a la tauromaquia» de más del 80% en España, lo que supone que el apoyo a estas actividades ha caído de un 30% a un 19% en los últimos tres años, según encuestas independientes y datos estadísticos ministeriales.

El Toro de Coria (Cáceres), también en peligro

En este contexto, la Plataforma «La Tortura No Es Cultura» (LTNEC) ha puesto en marcha una serie de iniciativas para evitar que se lleven a cabo «aquellos espectáculos que recaban un especial rechazo social», dice la petición, y cita al Toro de Jubilo de Medinaceli (Soria), al Toro Enmaromado de Benavente (Zamora) y al Toro de Coria (Cáceres).

Por último, evocan a los «muchos municipios» que han retirado subvenciones a espectáculos taurinos, medidas que «han sido aplaudidas por la ciudadanía», y a la reciente prohibición del Torneo del Toro de la Vega en Tordesillas para instar al Gobierno y a las Comunidades Autónomas a llevar a cabo las siguientes medidas.

En primer lugar «elaborar una lista con los espectáculos con animales que incumplan los reglamentos taurinos», que se revisen los criterios para conceder a dichos espectáculos la categoría de Bien de Interés Turísticos y el de considerar a la tauromaquia Patrimonio Cultural y eliminar los «espectáculos taurinos en que los animales utilizados tengan menos de 2 años, es decir, becerros y becerras».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios