Muere Fidel Castro

Lucas recuerda el trato hospitalario y sorprendente de Fidel Castro con la delegación de Castilla y León

El expresidente de la Junta afirma que vinieron «muy satisfechos» por la atención «excepcional» y por el conocimiento del comandante sobre la Comunidad

Lucas en una imagen durante una visita institucional a Cuba en el año 1999
Lucas en una imagen durante una visita institucional a Cuba en el año 1999 - Ical
ABC Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León entre 1991-2001, Juan José Lucas, recordó este sábado el trato «excepcional, grato, hospitalario y sorprendente» de Fidel Castro, fallecido anoche, con la delegación empresarial que él encabezó a Cuba como máximo mandatario de la Comunidad y expresó que regresaron «muy satisfechos» al comprobar que el comandante «conocía perfectamente» aspectos de esta región y que pudo conocerla más durante la visita.

Lucas rememoró, en declaraciones a Ical, como fue el viaje y la impresión que tanto él como los empresarios se trajeron a Castilla y León de la visita institucional realizada en 1999, cuyo objetivo fue la «penetración» industrial, comercial y turística en Cuba. «Fue un viaje grato y hospitalario del Gobierno cubano y del comandante», revivió.

El expresidente explicó que no estaba programado un encuentro de la delegación castellano y leonesa con Fidel Castro pero subrayó que, una vez allí, recibieron la invitación del líder cubano y dio una cena a los representantes institucionales de Castilla y León en el Palacio de la Revolución. «Se prolongó hasta las tres de la madrugada, fue sorprendente, un encuentro largo», definió.

Lucas y Castro tuvieron una conversación privada, un diálogo fluido y cordial, relató el expresidente de la Junta, que extendió el calificativo de «sorprendente» en el trato del comandante hacia la delegación de la Comunidad a su presencia por sorpresa en la cena de despedida. «Se presentó en el Melia Cohiba y el director del hotel se mostró sorprendido porque nunca había ido desde la comida de inauguración», explicó.

Al expresidente de la Junta le «consta» que Fidel Castro quería «mucho a España» y le habló de su padre y de la guerra de Cuba, que consideraba incluso como una contienda civil entre españoles. «Vine muy satisfecho y convencido de que había conocido más Castilla y León», aunque afirmó que sí conocía monumentos e incluso habló de algunas provincias.

Esa cordialidad en el trato se mantuvo porque «llegó al extremo» de que le envió puros en Navidad, aunque el expresidente de la Junta recordó especialmente el «dolor» de muchos inmigrantes y la «nostalgia», en especial de religiosos. Sin embargo, reiteró que Fidel Castro les «trato de forma excepcional», desde el «respeto y el cariño que sentía por España».

«Llegué a la convicción de que Fidel Castro tenía un gran respeto y cariño por España y, desde el error y la diferencia ideológica con él, creo que se dio cuenta que estaba equivocado pero no había marcha atrás», concluyó en relación a ese encuentro con el líder cubano, que abandonó el poder hace diez años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios