Ocio

Cinco localidades sorianas donde pasar una jornada micológica

En la provincia existen multitud de parajes donde disfrutar con el mundo de las setas

SoriaActualizado:12345
  1. Berlanga de Duero

    Panorámica de Berlanga de Duero
    Panorámica de Berlanga de Duero - ICAL

    Uno de los lugares seteros con más fama es al localidad soriana de Berlanga de Duero. Además de poder visitar el pueblo y todo el conjunto histórico artístico que alberga, como la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad y Rollo Gótico, su castillo y el Palacio de los Duques de Frías, la recolección de setas en los alrededores del municipio es una de las actividades más efectuadas por los visitantes. Eso sí, teniendo en regla todos los permisos para la recolección que se precisan y el pago de los mismos. Y si tan solo queremos disfrutar del sabor de los hongos, el restaurante Casa Vallecas adhiere este manjar a una buena cantidad de sus platos.

  2. Navaleno

    Setas liofilizadas en el
    Setas liofilizadas en el

    Si por algo se distingue Soria es por tener una de las mayores reservas micológicas de la península gracias a la gran cantidad de pinares que tiene. Y posiblemente, la joya de la corona para los cazadores de setas sea Navaleno. Pagando los cinco euros que cuesta el permiso de dos días y ataviados con la cesta de mimbre, los amantes de los hongos tienen todos los alrededores de la localidad soriana para localizar una gran diversidad de setas. Y si preferimos ir con alguien que tenga más conocimiento sobre la zona, el Centro Micológico de Navaleno ofrece visitas guiadas. Y para coger fuerzas, el mejor destino del municipio es el restaurante La Lobita, que cuenta con una estrella Michelin y donde los platos de setas son más que imprescindibles.

  3. Covaleda

    Pinar de la localidad soriana de Covaleda
    Pinar de la localidad soriana de Covaleda - ICAL

    El municipio de Covaleda es 0tro de esos puntos imprescindibles para todo amante de las setas. Nícalos, Boletus y todo tipo de especies anidan en los pinares que rodean a la localidad soriana. Y mientras tanto se puede observar la diversa fauna y flora que incluye esta zona de la península. Entre pino y pino se pueden divisar ciervos, corzos, zorros... o que sobrevuelen buitres, águilas reales o golondrinas. Sin duda, un gran plan para disfrutar de la naturaleza y la micología a partes iguales.

  4. Vinuesa

    Alrededores del municipio de Vinuesa (Soria)
    Alrededores del municipio de Vinuesa (Soria) - ICAL

    A tan solo 15 minutos de Covaleda y 30 de Navaleno se encuentra la localidad de Vinuesa, otro paraje perfecto para cualquier recolector de setas que se precie. De nuevo entre la gran masa de pinos que rodea al municipio se pueden hallar una gran cantidad de setas de diversas especies. Y si eso nos deja con ganas de más, un plan igual de válido es perderse por sus calles y degustar la rica gastronomía que ofrece este pueblo soriano.

  5. Picos de Urbión

    La Laguna Negra en los Picos de Urbión
    La Laguna Negra en los Picos de Urbión - ICAL

    Si la idea es pasar un fin de semana relajado, respirando aire puro en plena naturaleza, pero sin dejar de lado la afición a las setas, los Picos de Urbión son la elección perfecta. Alojarse en una casa rural de la zona no solo ofrece un acogedor cobijo, sino que a su alrededor se pueden realizar rutas micológicas entre un bello paisaje con árboles de color ocre, tono que adquieren gracias al otoño, y la humedad que mantiene todo el bosque. Sin duda, un paraje de cuento de hadas.