España

«Solo quería meterle miedo; si le hubiera querido matar, le habría matado»

Juicio contra el acusado de agredir con un cuchillo a otro hombre en Novés en 2014

EP Toledo - Actualizado: Guardado en:

F.J.T.M, el acusado de agredir con un cuchillo a otro hombre en Novés en noviembre de 2014 afirmó que «sólo quería meterle miedo» y que «si le hubiera querido matar, le habría matado». «Yo no se lo clavé, yo se lo puse y él se lo clavó».

Así lo explicó este miércoles durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Toledo, en el que el agredido, J.A.P.M, acusado a su vez de un delito de lesiones, manifestó que le pegó a F.J.T.M «dos o tres puñetazos».

Según afirmó el primero de los acusados la mala relación entre ambos había comenzado tiempo atrás, pues señaló que el segundo procesado le había pegado «en un mes tres veces». Además, días antes de los hechos F.J.T.M le había robado una manta a J.A.P.M de su casa, algo que el primero negó y sin embargo el segundo mantiene.

«Un día dije que ya no me iba a pegar más», dijo F.J.T.M., quien afirmó que durante la agresión portaba un cuchillo de grandes dimensiones el cual había forrado previamente con cinta aislante negra, pues lo usaba «para cortar cosas de comer» y así «no resbalar y no cortarme el dedo».

Sin embargo, insistió en que no llegó a clavarle el cuchillo, pues «solo quería meterle miedo», aunque reconoció que «se metió el cuchillo un poquito, pero no se lo clavé». «Fue él -J.A.P.M- quien se lo clavó y yo -F.J.T.M-- lo retiré y lo lancé a unos 10 metros», tras lo cual indicó que el segundo de los acusados comenzó a pegarle «una paliza».

Sobre los golpes, F.J.T.M afirmó no recordar en qué lugar del cuerpo se produjeron y tampoco si J.A.P.M iba acompañado de alguien. Concluyó que se encuentra «arrepentido» de los hechos al considerar al agredido «un compañero».

De espaldas

Por su parte, J.A.P.M explicó que acudía con su mujer y un conocido de ambos «a comprar el pan al chino» y al salir el último de ellos le avisó de la presencia de F.J.T.M. «Sentí un grito que me decía que llevaba un cuchillo», pero «estaba de espaldas a él y al girarme le puse las manos y él me lo clavó en el costado».

Tras desprenderse del cuchillo, según mantuvo J.A.P.M, tanto su mujer como el otro hombre apartaron el arma con el pie. Fue entonces cuando le propinó «dos o tres puñetazos» a F.J.T.M. «Tenía miedo por mi mujer, que padece del corazón, y mis hijos» porque desconocía «si tenía más armas», dijo.

J.A.P.M mantuvo que tras ser separado F.J.T.M, éste último «se levantó por su pie y se fue corriendo». Por último, reseñó que no tuvo «intención de agredirle», pero fue el otro acusado quien se dirigió hacia él.

Declaración de testigos

En cuanto a los testigos de los hechos, M.C.G.I -mujer de J.A.P.M- señaló que el otro procesado salía del banco y «fue corriendo» a su marido. «Yo me fui para otro lado, unas chicas me llevaron más lejos porque padezco del corazón, y le vi que J.A.P.M le daba un guantazo una vez».

Por su parte, una de las testigos explicó que se dirigía al banco cuando vio salir a F.J.T.M en dirección a su casa y añadió que «cambió de dirección». «Le vi que se dirigía hacia J.A.P.M.» y «vi cómo -el primero- caía al suelo y -el segundo- le dio una patada en la cabeza», fue entonces cuando «J.A.P.M me dijo que F.J.T.M le había apuñalado».

El Ministerio Fiscal mantiene la acusación de delito de asesinato en grado de tentativa para F.J.T.M, del que ha señalado que además «actuó con alevosía», por lo que mantiene la pena de 10 años de prisión. Para J.A.P.M mantiene el delito de lesiones y rechaza la legítima defensa, pues «una vez F.J.T.M. está inmovilizado en el suelo, comienza una agresión desproporcionada por parte de J.A.P.M». Para éste último se piden dos años de prisión.

.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios