DEPORTE

El campo del Arroyo ya está listo

El Ayuntamiento de Toledo ha renovado el césped, mejorado el riego, arreglado las gradas y acondicionado los vestuarios de esta instalación del barrio de Santa Bárbara

La alcaldesa Milagros Tolón realiza este sábado un simbólico saque de honor en el campo del Arroyo
La alcaldesa Milagros Tolón realiza este sábado un simbólico saque de honor en el campo del Arroyo - ANA PÉREZ HERRERA
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

Este sábado se reinauguró el campo municipal de fútbol del Arroyo, en el barrio de Santa Bárbara, después de las obras que en él ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Toledo. Estas han consistido en la sustitución del césped artificial, que se encontraba en un pésimo estado; en la mejora del sistema de riego; en el arreglo de la grada con la instalación de 340 asientos; en el acondicionamiento de los vestuarios y en poner nuevos postes para redes, porterías y cámaras de seguridad. El coste ha sido de 147.075 euros.

Al acto de inauguración acudieron la alcaldesa Milagros Tolón y varios concejales. Tolón explicó que las obras en el campo del Arroyo se enmarcan en el «plan Renove» que el Ayuntamiento está acometiendo en las instalaciones deportivas de la ciudad. «Llegaremos a todas las infraestructuras deportivas porque Toledo es una ciudad volcada con el deporte y vamos cumpliendo nuestros compromisos electorales», dijo la alcaldesa. Tolón también se acordó de los trabajadores del plan de empleo del Ayuntamiento, que han realizado la limpieza y el saneamiento y han pintado los vestuarios. Mientras, el concejal de Deportes, Juan José Pérez del Pino, dijo que «hoy es un día importante para el deporte» en la ciudad y reconoció que las obras eran «algo muy demandado y necesitado».

Unos 500 chavales

El campo del Arroyo es utilizado habitualmente por unos 500 chavales de diferentes clubes y edades. José María Jiménez, portavoz de la asociación vecinal «Alcántara», confía en que la mejora de la infraestructura suponga «dar cabida a otros clubes». Jiménez recordó que esta era una reivindicación «de hace años», «por lo que es importante utilizarlo y el deporte lo demanda».

Con cierta nostalgia, el representante vecinal evocó «con envidia» que ahora el campo sea de césped artificial frente a los tiempos en los que era de tierra y se pasaban «eneros muy fríos». En suma, Jiménez confía en que el barrio de Santa Bárbara «lo reconozca, disfrute y respete» a la remozada infraestructura deportiva.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios