Una turista en la plaza del Ayuntamiento de Toledo
Una turista en la plaza del Ayuntamiento de Toledo - Ana Pérez Herrera

Guías turísticos de Toledo: hacia la habilitación directa y/o la liberalización (I)

La Junta ha abierto una «consulta pública» para elaborar el nuevo decreto de guías turísticos

Actualizado:

La Junta de Comunidades de Castilla La Mancha ha abierto un plazo de «Consulta pública» para recibir las propuestas de agentes turísticos y vecinales de cara a la tramitación del nuevo Decreto de Guías Turísticos. Desde la Asociación Cultural Cuéntame Toledo, cuya finalidad es la realización de visitas guiadas para divulgar el riquísimo patrimonio de la ciudad y como medio de financiación para la organización de eventos culturales en Toledo, queremos aprovechar para abrir un debate público, que implique a toda la ciudadanía.

El nuevo decreto se enmarca en la obligación de transponer al marco regional la Directiva 2006/123/CE, de 12 de Diciembre, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a los servicios en el mercado interior, más conocida como Directiva Bolkestein, que liberaliza los servicios turísticos. En los últimos años las Comunidades Autónomas han realizado modificaciones para adaptarse a las exigencias facilitando el acceso a la habilitación de Guía Turístico suprimiendo el examen mediante habilitaciones directas por titulaciones, como Andalucía o Aragón. Otras comunidades, como Madrid, han ido un paso más allá directamente liberalizando el sector y eliminando cualquier requisito para ejercer la actividad. Algunos países han dejado en manos de las empresas y asociaciones la habilitación mediante cursos homologados de formación u otras alternativas.

Desde Cuéntame Toledo somos partidarios de una liberalización parcial ordenando tres fórmulas de acceso a la profesión: 1) a través de la habilitación directa a titulados relacionadas con el patrimonio (Historia, Historia del Arte, Humanidades); 2) habilitación directa con titulaciones no relacionadas directamente con el patrimonio (Turismo, Ciencias de la Información, Arquitectura) realizando un curso similar al antiguo Certificado de Adaptación Pedagógica (CAP) dirigido a la formación en turismo y patrimonio; 3) la llamada «tercera vía»: habilitación directa a aquellos guías que demuestren mediante contrato o certificado profesional haber trabajado los últimos dos años como guía turístico. Estas tres fórmulas podrían obtenerse en dos modalidades: 1) Para turismo local (sin exigencia de idiomas) 2) Para turismo extranjero (con exigencia de titulación en el idioma que se quiera trabajar)

Capítulo aparte merecen las actuales titulaciones de Turismo y el ciclo Superior GIAT, que se han demostrado insuficientes en sus diseños curriculares para ejercer la profesión de guía turístico debido a la carencia de materias dedicadas al patrimonio, la Historia y su divulgación. Están enfocadas a la gestión y administración turísticas. Por lo que solicitamos una renovación de estas enseñanzas encaminada a formar buenos guías.

En la consulta pública de la Junta hacen mención especial, como no puede ser de otra forma, a las ciudades declaradas como patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los bienes de interés cultural y los museos.

Para estos solicitamos una Oferta de Formación Continua a Guías Turísticos de Cursos Homologados– subvencionados o no- que les capaciten para divulgar este patrimonio y que puedan ser puestos en marcha por consorcios, arzobispados, patronatos, administración turística, museos, empresas, asociaciones,…

¿Y qué pasa con los tours de tapas?

Hay que tener en cuenta que la tendencia actual del mercado turístico y el subsector de visitas guiadas hacia su modernización es el turismo experiencial muy diversificado que ha provocado la aparición de tours alternativos que exigen profesionales especializados, a los que no se puede exigir el carnet de guía. Nos referimos a los tours infantiles, gymkanas, tours de tapas, guías de naturaleza, tours temáticos, teatralizados e incluso free tours.

Por nuestra experiencia profesional hemos comprobado que para este tipo de tours el guía ha de tener una mayor formación actoral, de animación sociocultural y ser experto en la temática de la ruta. Para este perfil proponemos la formación continuada por parte de las administraciones, cámaras de comercio, centros educativos y las propias empresas a guías turísticos así como la contratación de profesionales aptos, aunque no tengan el carnet de guía.

Estos nuevos productos, expandidos por toda Europa y de mucho éxito entre los viajeros y los agentes económicos locales, tienen un gran potencial de innovación y generación económica. Además, los free tours son herramientas perfectas para la formación de guías y la promoción de políticas de empleo joven por lo que podrían regularse en este sentido.

Por último el nuevo decreto debería tener especial cuidado a la hora de regular de forma muy consensuada la práctica habitual –y actualmente ilegal- de introducir en comercios de artesanía a cambio de comisiones directas a los guías ya que incide negativamente en la promoción y mantenimiento de la artesanía local, por un lado, en la calidad de las rutas turísticas –que tienen como obligada parada algunos de estos comercios- y, por supuesto, en la protección de los consumidores.

Por eso, solicitamos a la Junta de Castilla-La Mancha un nuevo decreto de guías que recoja estas realidades en todas sus variantes y aquellas que excedan sus competencias formen parte de un debate abierto sobre el turismo que queremos.