POLÍTICA

Agustín Conde: «Ser secretario de Estado de Defensa es el cénit de mi carrera política»

Arturo Romaní, otro «hombre» de Cospedal, nuevo subsecretario del Ministerio

Conde, en la proa del buque Juan Sebastián de Elcano
Conde, en la proa del buque Juan Sebastián de Elcano
María José Muñoz/ Toledo - Actualizado: Guardado en:

Muy contento, después de toda la mañana recibiendo felicitaciones (entre ellas, la de la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón), Agustín Conde Bajén, flamante secretario de Estado de Defensa por decisión del Consejo de Ministros, ha conversado con ABC sobre la nueva etapa de su vida que ahora comienza. Supo de su nuevo destino en la noche del pasado miércoles, 16 de noviembre, cuando la ministra del ramo y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se lo comunicó en persona en Toledo, ciudad en la que, de momento, ambos residen.

Su toma de posesión será el próximo lunes, 21 de noviembre, a las 17 horas, en la sede del Ministerio de Defensa, y junto a él estará el nuevo subsecretario,Arturo Romaní, exconsejero de Hacienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cuando Cospedal presidía esta institución. De esta forma, la nueva ministra de Defensa ha decidido rodearse de dos personas muy cercanas y de su entera confianza procedentes del PP de Castilla-La Mancha para diseñar su equipo. Otro de sus antiguos consejeros, Marcial Marín, que dirigió la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, se mantiene como secretario de Estado de Educación.

Para Conde, que fue alcalde de Toledo (1995-1999), antes que senador y diputado nacional, ser secretario de Estado de Defensa «es el cénit de mi carrera política, nunca lo hubiera imaginado», y añadió que en cualquiera de los cargos que ha ocupado «he puesto toda la ilusión del mundo y he tratado de hacerlo lo mejor posible».

Entre ellos, el de alcalde de Toledo, época en la que, curiosamente, le tocó negociar los terrenos de la Fábrica de Armas, hoy campus universitario, con el entonces subsecretario de Estado de Defensa, Pedro Morenés, ministro saliente ahora tras la llegada de Cospedal. «Tuve que pelearme mucho con él», añade Conde, que, también, es alferez de fragata y hombre muy relacionado con el estamento militar por trabajar en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, que presidió en la X Legislatura; ser diplomado en Defensa Nacional por la Escuela de altos Estudios de la Defensa Nacional del Ministerio, y máster en Defensa Nacional por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

«La casa a la que llego no es desconocida para mí, no llego a este puesto sin saber en qué consiste. Tengo muy buenas relaciones con los militares, una gente estupenda, como las tuve cuando fui alcalde de Toledo, ciudad a la que no le es ajena el Ejército», ha señalado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios