Carmen Linares y Paco Ibáñez, en el tablao del «Entre dos aguas»
Carmen Linares y Paco Ibáñez, en el tablao del «Entre dos aguas»

El grupo Maná, Carmen Linares y Jorge Pardo, ilustres huespédes de «Entre dos aguas»

El hotel, que fue casa de Paco de Lucía, estrenó el martes sus «Tardes de Flamenco» que tendrán lugar todos los sábados con destacadas figuras

TOLEDOActualizado:

La que fuera casa toledana del fallecido Paco de Lucía, reconvertida en 2017 en el hotel «Entre dos Aguas», ofrece todos los sábados actuaciones de figuras destacadas del flamenco. La iniciativa, que lleva por nombre «Tardes de Flamenco», arrancó el martes, 15 de mayo, con el cantaor Antonio Ronco, sevillano de nacimiento y residente en Toledo, acompañado por la guitarra de Pepe Núñez y el grupo «Morerías flamencas», y continuará el sábado 19 con el almeriense Alfonso Salmerón, al cante, y Rafael Andújar, de Camarena (Toledo), a la guitarra, junto con el recital de poesía flamenca a cargo de Gitanillo Rubio.

«Hasta el momento, Toledo no disponía de ningún lugar donde se ofreciera flamenco de calidad. A partir de ahora, los amantes de este arte milenario podrán disfrutar de cante y toque en el lugar más representativo del espíritu flamenco en la ciudad imperial, la antigua casa del guitarrista Paco de Lucía», explica Rafael Carmena, gerente del hotel, que está encantado con la acogida que ha tenido esta iniciativa, que pretende atraer a los amantes de este género de la ciudad y de cualquier sitio. De hecho, el hotel, que abrió sus puertas hace solo unos meses, ya ha tenido clientes de todo el mundo, como un guitarrista americano de Arizona, fan de Paco de Lucía, que viajó a España solo durante tres días para vivir en la casa del maestro. También se han alojado importantes músicos, como el grupo mexicano Maná, que aprovechó su estancia en Madrid mientras grababa un disco para desplazarse a Toledo unos días, y también Jorge Pardo y la cantaora Carmen Linares, una de las primeras clientas de este hotel que, como explica su gerente a ABC, «no es un establecimiento al uso, es toda una experiencia». «Todo el mundo coincide en la magia de esta casa», afirma.

«No es un establecimiento al uso, alojarse en esta casa es una auténtica experiencia», dice el gerente

El famoso guitarrista adquirió esta vivienda del siglo XV, típicamente toledana y con patio, en 2001, y fue completamente rehabilitada. Paco de Lucía, que fue un enamorado de Toledo, compaginó esta residencia con temporadas en Cancún (México) buscando inspiración. El resultado fue «Cosas Bonitas», que tuvo el reconocimiento de «obra maestra» y un premio Grammy en 2004. El disco contó con la participación de Alejandro Sanz o El Cigala, artistas que visitaron Toledo para alojarse en esta mágica vivienda, que está situada en un lugar con mucho encanto, la plaza de Santo Domingo, muy cerca de la que fue casa de Gustavo Adolfo Bécquer en Toledo.

La iniciativa se enmarca en el proyecto que nueve establecimientos hosteleros del Casco Histórico de Toledo, todos ellos situados en la zona de los Cobertizos, han puesto en marcha este pasado mes de abril denominado «barrio de los conventos».

Estos locales son bares, tabernas, restaurantes y el hotel «Entre Dos Aguas», ubicado en la vivienda que tuvo en Toledo Paco de Lucía, un edificio del siglo XVI situado en la plaza de Santa Leocadia. El «barrio de los conventos» ha tomado su nombre de la alta concentración de conventos que contiene, entre ellos los de la Purísima Concepción, las Carmelitas Descalzas, Santo Domingo el Antiguo, Santo Domingo el Real o las Capuchinas, además de la iglesia de Santa Leocadia.