DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

La educación y el empleo, claves para erradicar la violencia contra las mujeres

Numerosos actos se están realizando a lo largo de la semana para concienciar sobre la prevención

Una pancarta luce en la plaza de Zocodover de Toledo recordando la efeméride
Una pancarta luce en la plaza de Zocodover de Toledo recordando la efeméride - Luna Revenga
P.H.MEJÍA Toledo - Actualizado: Guardado en:

La formación, el empleo y la educación son herramientas imprescindibles para avanzar hacia la erradicación de la violencia contra la mujer. En el día en el que en todo el mundo se recuerda el maltrato a las mujeres, los mensajes de instituciones, asociaciones, sindicatos... se dirigen hacia la prevención, especialmente entre los jóvenes.

Durante toda la semana se están celebrando actos de concienciación que culminan hoy con un acto institucional que la Junta de Comunidades va a celebrar en la localidad albaceteña de Hellín, con la presencia del presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García-Page. Estará acompañado por la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez. El Ejecutivo castellano-manchego se suma un año más a esta importante efeméride, aprobada por Naciones Unidas en el año 1999, que recuerda que la violencia contra las mujeres se ejerce de múltiples formas, física, sexual, psicológica y económicamente, y que es necesario un trabajo conjunto de Administraciones Públicas y sociedad civil para su completa erradicación.

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, aseguraba hace unos días en una comparecencia en las Cortes de Castilla-La Mancha, que es «una obligación de las Administraciones Públicas que las mujeres víctimas de violencia de género salgan y puedan realizar una vida lo más normalizada posible». Y resaltaba que es fundamental que en ámbito educativo se transmitan valores de igualdad entre las personas más jóvenes para la prevención de la violencia.

Precisamente, para ahondar en la formación y la educación, desde el Instituto de la Mujer de Ciudad Real se están realizando talleres de educación afectivo-sexual para sensibilizar en igualdad y no discriminación por razones de sexo, a la vez que se capacita en la resolución de conflictos, expresión de sentimientos y empatía, como base de un desarrollo de respeto, afectividad e igualdad.

La directora del Instituto en Ciudad Real, Carmen Pimienta, asegura que «la violencia de género se combate con educación y formación». «Aumenta nuestra competencia como sociedad a la hora de erradicar la violencia y construir modelos más igualitarios de convivencia».

Sociedad patriarcal

Según Pimienta, para comprender la violencia de género, hay que comprender el contexto en el que se desarrolla, «el de la sociedad patriarcal que nos sitúan a hombres y mujeres en espacios bien diferenciados; y no podemos olvidar que existen violencias facilitadas por el modelo de relación afectivo-sexual tradicional». Por ello, considera necesario educar para realizar los cambios necesarios «que nos aseguren una socialización igualitaria que respete la diversidad de identidades y orientaciones existentes; una sociedad igualitaria valora el desarrollo de hombres y mujeres diversos como verdaderos hombres y verdaderas mujeres, fuera de estererotipos o prejuicios».

Recuerda que durante la Educación Secundaria tiene lugar una de las etapas más apasionantes del desarrollo humano y la educación afectivo-sexual «es sumamente importante como guía en este proceso de afirmación y aceptación de su identidad».

Considera urgente ahondar en el «bullying, grooming, ciberbullyng o sexting», pues la socialización de los géneros incide claramente en estos casos.

Y estos días también se ha puesto de manifiesto que la violencia de género es una lacra que sufre el 80% de las mujeres con discapacidad, que tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir violencia sexual. Así lo aseguraba el presidente de la ONCE en Castilla-La Mancha, José Martínez, durante la presentación de una emisión de cupones que está dedicada a concienciar sobre la violencia de género.

Junto a la educación, otro factor importante parala lucha contra el maltrato es el empleo. Así lo indica un estudio de la Fundación Adecco, que asegura que la mejora de la economía y el mercado laboral incrementa la confianza de las mujeres víctimas de violencia de género de encontrar un empleo y ser autónomas, razón por la que se sienten más seguras a la hora de interponer la denuncia.

Encontrar un empleo

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, «el incremento de las denuncias es un síntoma del aumento de la confianza de las mujeres en el mercado laboral y en las posibilidades de conseguir un puesto de trabajo. El empleo es la mejor manera de combatir la violencia de género y hacer que estas mujeres puedan ser totalmente independientes.

Por ello, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, todas las convocatorias de ayudas que se realizan para la contratación de desempleados tienen como prioridad a las mujeres víctimas de maltrato, incentivando a las empresas con mayores subvenciones.

Son algunas de las acciones que desde el Gobierno regional se están llevando a cabo para conseguir que las mujeres víctimas de violencia de género salgan del círculo en el que se encuentran y puedan realizar una vida lo más normalizada posible.

Para ello se trabaja en dos vertientes, por una parte garantizar una asistencia y protección a las víctimas de violencia de género y a sus hijos de una manera adecuada y suficiente y, por otra, insistir en la prevención y en la concienciación mediante campañas y acciones coordinadas y transversales entre todas las Consejerías que integran el Ejecutivo castellano-manchego.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios