Casa Real

Familias Reales de todo el mundo arropan en su boda a los Príncipes Leka y Elia de Albania

La Reina Doña Sofía acudió a la ceremonia ecuménica acompañada por su hermana, la Princesa Irene de Grecia

Los Príncipes de Albania, recién casados. A la izquierda, Doña Sofía aplaude a los novios tras la ceremonia en en Palacio de las Brigadas de Tirana
Los Príncipes de Albania, recién casados. A la izquierda, Doña Sofía aplaude a los novios tras la ceremonia en en Palacio de las Brigadas de Tirana - AFP

Albania ha celebrado en la mañana de este sábado la primera boda real que tiene lugar en el país desde hace 78 años. A las once de la mañana ha empezado la ceremonia religiosa en la que el Príncipe Leka II, de 34 años, nieto de los Reyes Zog y Geraldine, actual jefe de la dinastía y único Heredero de la Corona albanesa, ha contraido matrimonio con la actriz Elia Zaharia, de 33.

Los novios han estado acompañados por miembros de Familias Reales procedentes de todo el mundo. Entre los 800 invitados se encontraba la Reina Doña Sofía, que ha acudido acompañada de su hermana, la Princesa Irene de Grecia; la Princesa Lala Meryem de Marruecos, los Príncipes Michael de Kent, los Príncipes Guillermo y Sibilla de Luxemburgo y la Princesa Lea de Bélgica. También han asistido representantes de otras Casas Reales no reinantes.

La ceremonia religiosa se ha celebrado 77 años después de que la Familia Real albanesa emprendiera el exilio, tras la invasión de la Italia fascista primero y la dictadura comunista después.

La ceremonia civil, que se ha celebrado en el Salón del Trono del Palacio Real de las Brigadas de Tirana, fue oficiada por el alcalde de Tirana, Erion Veliaj, y los novios recibieron la bendición de los clérigos y sacerdotes de las cinco religiones dominantes en Albania: la musulmana, ortodoxa, bektashi, católica y protestante.

La novia, convertida en la Princesa Elia de los Albaneses, ha lucido un espectacular vestido blanco con un largo velo que ha sido diseñado por la modista kosovar Blerina Kllokoqi. Tras la ceremonia, los recien casados ofrecieron un cóctel a sus invitados en los jardines del palacio y por la noche ofrecerán una cena a unas 300 personas en la que se servirá un menú típicamente albanés.

El Príncipe Leka nació en el exilio, en 1982, en una clínica de Johannesburgo que fue declarada durante 24 horas territorio albanés por el gobierno de Sudáfrica. Y en este país creció con sus padres y su abuela, la Reina Geraldine, hasta que en 2002 pudieron regresar a Albania, cuando les invitó a retornar el Parlamento albanés, varios años después de la caída del Muro de Berlín y el desmoronamiento del comunismo. Cuando cumplió 18 años, Leka fue proclamado Heredero, según el estatuto de la Monarquía albanesa de 1928, y desde entonces se formó para servir a su nación.

Como tantos herederos, estudió en la Academia Militar de Sandhurst, en el Reino Unido, antes de especializarse en relaciones internacionales y diplomacia en Albania, donde también realizó cursos de seguridad y defensa. Después trabajó como asesor político del ministro de Asuntos Exteriores, del ministro del Interior y del presidente de Albania hasta 2013, que pasó a ocuparse exclusivamente de su actividad como jefe de la Casa Real, centrada en labores solidarias.

Los recién casados se conocen desde 2002, se prometieron en 2010 y forman una pareja joven, simpática y atractiva que habla de «un futuro de confianza» y aspira a convertir la Monarquía «en una referencia» para los albaneses. El Príncipe sostiene que «la Monarquía albanesa en sí solo existió durante un limitado periodo de tiempo, pero sus principios resistieron 50 años de la más dura dictadura comunista».

Toda la actualidad en portada
publicidad