Manolo Torres - Ángulo Insular

Las Palmas–Real Sociedad: la teoría del juego

Ya decía el matemático Zermelo que para todo conjunto equis existe un buen orden con dominio de equis. Equis es Las Palmas: el desastre salvable

Manolo Torres
Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

En el desorden del partido del sábado pasado me viene a la cabeza el Teorema del Buen Orden de Zermelo. La Teoría del Juego dice que «todo conjunto puede ser bien ordenado». Derivo en la nausea del mal rato pasado ante el televisor, mezclando a Zermelo con Jezmelo y Jémez. Lo confundo en mi paranoia desesperante, asociándolo al Principio del Buen Orden «ante lo natural existe un mínimo»; una gran verdad; que ínfima forma de competir profesionalmente.

Teorema y Principio se funden en lo fundamental de estas teorías del pensamiento. Que pensar, cuando podemos vaticinar anticipar predecir lo que va a pasar y como pasara. Pudimos adelantar la salida de Viera y hasta donde marcharía en paracaídas (China) incluso que era prescindible por su bajo rendimiento y por la «pasta» a percibir. Anticipamos como jugarían ante estos últimos rivales, incluido que haría Jémez y hasta que pasaría hoy, recuerdan? la pasada semana escribía «no tiran un maldito fuera de juego». Y pasó el sábado, lo tiraron por fin. Miren el gol encajado, una autentica chapuza de sincronización de la última línea, un intento cutre, de aficionados, en la elaboración del adelantamiento de la primera línea de cuatro, para realizar la acción táctica. Sumen cero remates entre los palos. Los numerosos errores del rival tapan y destapan el mayor fracaso del club grancanario después del descenso del 2002.

Del Teorema del Buen Orden se deduce el Axioma de la Elección, pero del Axioma de la Elección (o Axioma de la Escogencia) no se puede deducir el Teorema del Buen Orden. Todo es un simple y mortal problema de mala elección… A buen entendedor: me extraña el vacío institucional.

(*) Exdirector de Futbol de UD Las Palmas. Profesor oficial de Técnica, táctica y rendimiento y agente FIFA.

Manuel TorresManuel Torres