El alcalde de la ciudad Las Palmas, Augusto Hidalgo, y el consejero canario de Comercio, Pedro Manuel Ortega
El alcalde de la ciudad Las Palmas, Augusto Hidalgo, y el consejero canario de Comercio, Pedro Manuel Ortega - ABC

El PSOE limita la rentabilidad de los negocios comerciales en el Puerto de Las Palmas

Las retricciones de apertura al centro comercial El Muelle entorpece los planes de venta por BBVA, que encarga a Savills que busque un propietario

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El nuevo presidente de Puertos de Las Palmas, Juan José Cardona, deberá atender a la herencia comercial que recibe del PSOE para que el negocio vinculado a la portuaria sea rentable.

La norma que tiene el PSOE en la ciudad de Las Palmas con apertura de centros comerciales en festivos y domingos es la línea que complica en estos momentos la venta del centro comercial El Muelle, propiedad de BBVA tras adquirir Catalunya Caixa. Se trata de una superficie estratégica ubicada en el Puerto de Las Palmas y, por tanto, debería tener autorización para abrir de lunes a domingo y 365 días al año.

Sin embargo, las presiones de determinado pequeño comercio procedente de zonas tradicionales impide que levante cabeza aunque Hiperdino haya colocado unidad alimentaria en su interior. En la capital grancanaria los centros comerciales abren para el turismo, no para los canarios. Así, los horarios encajan en el calendario de cruceros y no para los locales que tienen casas dedicadas al alquiler vacacional, por ejemplo.

Competencias

Este centro lo lanzó al mercado Riofisa en 2002. En 2005 fue sancionado por el Gobierno de Canarias por el siguiente hecho: «En la planta 3 hay 6 derivaciones individuales a locales que transcurren por locales diferentes a los que sirven, y por elementos constructivos no ventilados. Estas instalaciones no están contempladas en el proyecto».

Es decir, en la planta donde se ubican los multicines de Sogecine, hoy Cinesa, había seis tuberías de gas que iban a cocinas de restaurantes y pasaban detrás las pantallas. El centro comercial fue sancionado con 120.000 euros «por la comisión de la infracción administrativa grave de la Ley del Sector de Hidrocarburos», indicaba la resolución del Gobierno de Canarias a la que ha tenido acceso ABC.

Tras las reformas y la crisis de Riofisa, Catalunya Caixa se hizo con el espacio y, por ese motivo, ha llegado a su dueño actual, que lo quiere vender. Este 2017 la consultora Savills ha recibido el encargo de buscar comprador. Pero hay un problema de horarios restrictivos que favorece a otros centros comerciales competidores. En la ciudad de Las Palmas se acaba de abrir el centro comercial Los Alisios con una inversión de 180 millones de euros.

Las limitaciones existen porque en ámbito de la Autoridad Portuaria de Las Palmas se puede abrir siempre al ser un recinto que debe estar abierto. Pero las competencias municipales del PSOE en materia de horarios ha logrado imponer un marco restrictivo en todos los centros comerciales. El problema se arrastra desde la época del PP en el gobierno municipal cuando Cardona era concejal porque habrían accedido a las presiones del pequeño comercio.