Pablo Paz - Arando en el Mar

Meliá no para de imaginar en Canarias Pablo Paz

Viajar con niños se ha convertido en toda una novedad; es más, en estos momentos podríamos decir que es tendencia porque solamente en Tenerife maneja un volumen total de negocio de 1.621 millones de euros

Pablo Paz Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

La industria turística está cada vez más fragmentada y segmentada; esta decisión ha sido, en parte, producto de una estrategia mercadotécnica de las propias empresas, pero también una necesidad de adecuarse a las exigencias de las nuevas tipologías o formas de entender el turismo, que ha pasado de ser un mero instrumento de los grandes turoperadores, para convertirse en una herramienta competitiva y diferenciadora; ya que el turista ha dejado de ser un mero objeto que se adapta a un destino para convertirse en alguien que busca y reclama una atención personalizada que cubra sus demandas.

Y dentro de esta segmentación se encuentra un nicho de clientes que está resultando fundamental a la hora de llevar a cabo nuestra oferta turística y ese es, sin duda, el turismo familiar. Viajar con niños se ha convertido en toda una novedad; es más, en estos momentos podríamos decir que es tendencia; y lo es porque el actual ritmo de vida de muchas familias, donde prácticamente trabajan ambos padres, sin tiempo apenas para la convivencia con los hijos, hace que en periodo de vacaciones se desee compensar dicha ausencia buscando un “tiempo y un espacio de calidad” donde todos disfruten por igual.

Por ello, cuando se viaja con niños no solo influye el destino sino el propio hospedaje; y los hoteleros lo saben. Los hijos son en muchos casos quienes conforman el eje clave de esta parcela importante que conforma el turismo de familia. Según datos de Turismo de Canarias, casi el 40% de los turistas que viaja a las islas con su prole elige Tenerife como destino para pasar sus vacaciones; de hecho, de los 13,3 millones de turistas que visitaron el archipiélago el año pasado, 1,6 lo hicieron con sus hijos menores de 13 años, con un volumen total de negocio de 1.621 millones de euros.

Tras algunos años acotando los hoteles “solo para adultos” se ha visto que se puede compaginar dicha segmentación con un “turismo en familia” dentro de un mismo hotel. Tenerife es, de nuevo, ejemplo de ello y vanguardia de innovación en servicios turísticos. Efectivamente, tanto los responsables políticos como algunos empresarios han sabido apostar por un turismo de lujo y de calidad situándolos en núcleos costeros lejos de la masificación, como ha sido el caso del municipio de Guía de Isora y la empresa Meliá Hotels Internacional en el pueblecito marinero de Alcalá.

La cadena Melíá y su presidente Escarrer, aventuraron, hará de esto unos 8 años, a situar en dicho lugar nada menos que a su mayor y más lujoso hotel; al cual pusieron el nombre del municipio donde se asentaba y lo llamaron, además, Palacio; y aquel resort se convirtió “en la joya de la corona” de la multinacional mallorquina; y junto con el alcalde de Guía de Isora – que sabía que aquella inversión repercutiría positivamente en dicho municipio y sobre todo en sus ciudadanos-, remodelaron todo el litoral y acondicionaron carreteras, playas, piscinas naturales y paseos marítimos.

Pero no contentos con tener uno de los mayores hoteles de lujo del panorama internacional, ahora han invertido más de 700.000 euros en el “Mar de nubes”, un centro infantil denominado “Red Level For Families” con un estilo moderno e inspirador lleno de alegría y diversión; donde un personal experto se dedica a ofrecer a los pequeños todo el cuidado, afecto, entretenimiento y protección que necesitan. Diseñado para satisfacer las necesidades más exigentes de todos los miembros de la familia, con los adelantos de las últimas tecnologías, y compatible con el lujo y el más alto nivel de prestación. Está diseñado de manera que, los adultos y los más pequeños, puedan disfrutar -juntos o por separado-, del tiempo y del espacio necesarios para el disfrute de unas vacaciones inolvidables. Todo sea por la familia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios