Barcos en Arguín, Mauritania
Barcos en Arguín, Mauritania - ABC
José L. Jiménez - Mercado Africano

Mauritania y negocios de antiguo

La cooperación económica entre Canarias y Mauritania tendría muchos siglos de experiencia

José L. Jiménez
NuakchotActualizado:

La presencia de canarios en Mauritania viene de antiguo. Y al revés, claro. Esta semana ha visitado las islas el embajador de España en Mauritania, Jesus Santos, invitado por el director general de Relaciones con África, Pablo Martín, a fin de impulsar la cooperación económica que, desde el archipiélago, se ofrece en este mercado, que el 28 de noviembre celebra su Día Nacional. Hay quien sostiene que la Canarias anterior a la Conquista tenía habitantes que conocerían la navegación y relaciones comerciales con la tribu Imraguen, que tenía, y tiene, su presencia en Arguín. La historiadora y genealogista, Madina Touré, que ha sido directora de la Biblioteca de la Universidad de Nouakchott, es una enciclopedia andante que ha estudiado muy bien la historia de su país en este aspecto.

En Arguín, donde España realiza actualmente grandes esfuerzos en potenciar su biodiversidad, se han encontrado determinados restos arqueológicos muy interesantes. Y en Canarias hay una zona que se llama: Arguineguín. Nombre este último con origen norteafricano, de acuerdo con el historiador Álvarez Delgado en su estudio «Instituciones indígenas de Gran Canaria», editado por elñ Anuario de Estudios Atlánticos, en 1982. Los antiguos isleños tenían como vecinos, por tanto, a habitantes de Abouizir, Traifia, Toueil, Bilaouakh, Lemsid, Ebguinte, Nouamghar y Touighart, al norte de Regueibat. La tradición de los moros señala, de acuerdo con los estudios que hizo en 1915 Paul Marty, experto francés en África occidental, que los líderes religiosos de Tendgha afirman que hubo aldeas pesqueras en Afour, al sur de Timiris. Ahmedou Boyé rechazaba que los subsaharianos supiesen pescar. A su juicio, «ignoraban el uso de la red», decía. El antropólogo Mustapha Naimi ha reeditado este 2017 su estudio «La dinámica de las alianzas del oeste del Sáhara» donde destaca el control por el poder en la zona de Canhadja y el papel de Canarias como mercado transfronterizo en la costa sahariana. En toda esa zona que está ubicada entre Tarfaya, frente a Fuerteventura, y lo y Arguín, Mauritaia, habría influencia insular producto de contactos comercial en periodo prehispánico. Está científicamente contrastado que la tribu Lemtouma se desplazó al sur procedente del Atlas por sus guerras con los Bafour, que finalmente ganó.

El líder islamizado Abou Bakr Ben Omar, que desciende de Tilaguaguin, emir de Lemtouma, expulsó a esa confederación tribal entre 1062-1087. Canhadja sería islamizada sobre el Siglo XI y los Bafour fueron expulsados hacia el este, a Assaba, hacia el sur, Senegal, y hacia el oeste: a la costa, atrapados entre el mar y el suelo firme insular de Canarias, eso dicen. Es ahí donde surge la tesis del conocimiento de la navegación que podría existir en el periodo anterior a la Conquista. En ese mundo estaban también los Lemradines, generalmente conocidos Zenaga de Ould Ahmed Ben Daman que se dedicaban a la pesca al sur de Timiris. Paul Party encuentra de nuevo la tradición cuando escribe: «Tienen la peor reputación, los moros los llamaban: Henatit, es decir, ladrones con astucia».

José L. Jiménez