José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, y Neves, exprimer ministro de Cabo Verde
José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, y Neves, exprimer ministro de Cabo Verde - ABC

Un exprimer ministro de Cabo Verde ataca la presencia de capital canario en el país

José María Neves tilda de error la entrada de Binter en el negocio del transporte aéreo y critica la estrategia de las islas Canarias de venderse como plataforma de negocios en África

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El ex primer ministro de Cabo Verde, José María Neves, ha atacado la presencia de capital canario en negocios estratégicos como el transporte áreo y la campaña de Canarias para acoger inversiones internacionales a fin operar en África occidental con garantías jurídicas de la UE.

Neves, que fue primer ministro de su país entre 2001 y 2016, ha criticado la estrategia de España de aumentar su peso económico en África occidental a través de Canarias. También ha responsabilizado del aumento del peso de España en la economía caboverdiana al gobierno que lidera Ulisses Correia e Silva, presidente para África de IDC, de la que es miembro el Partido Popular Europeo (PPE).

Se trata del mismo dirigente político que, en su periodo de mandato, pedía a las autoridades canarias poder entrar en el reparto de fondos transfronterizos, los denominados Interreg. Esa cooperación de ha reforzado hasta el punto que este mes de abril ha estado el Gobierno de Canarias liderando una misión sobre transportes donde han estado presentes los dueños de los astilleros cántabros Astander y la vasca Zamakona.

Las declaraciones de Neves se han producido en Lisboa por la presentación de una fundación sobre gobernabilidad y transparencia. Actualmente, Cabo Verde está ejecutando un proceso de privatización de astilleros, aeropuertos, líneas martítimas y puertos.

«Neoliberales»

Neves afirma que su país atraviesa un proceso de «neoliberalismo desenfrenado» y que «para un país pequeño, frágil como Cabo Verde hay ciertas cuestiones que deben ser más ponderadas». A su juicio, en Cabo Verde, «tenemos que tener el Estado suficiente y necesario para catalizar el proceso global de desarrollo», asegura.

El exmandatario critica que no se haya empleado «más ponderación, consenso y transparencia» en la entrada de Binter Canarias tras la reestructuración del capital de TACV y denuncia la ausencia de «cautelas redobladas» en el control de mercados estratégicos.

Como adelantó ABC, las autoridades caboverdiandas han cedido el negocio del transporte interno a la filial local de Binter Canarias, donde tiene un pequeño paquete de acciones. Y la TACV tiene control de gestion nórdica con Icenaldair. TACV dejó perdidas por valor de 100 millones de euros al cierre del mandato de Neves en 2016.

.