Canarias

La eficaz diplomacia británica en Canarias a través del deporte

En 1891, en Gran Canaria, los británicos crean Las Palmas Golf Club, el primero de toda España. El primer partido oficial de fútbol fue entre ingleses y canarios fue en febrero de 1894. El objetivo era generar simpatías entre los isleños

A la derecha, el que fuese rey Jorge VI en la ciudad de Las Palmas siendo duque de York, jugando al tenis
A la derecha, el que fuese rey Jorge VI en la ciudad de Las Palmas siendo duque de York, jugando al tenis - William Miller

La influencia del Reino Unido en la islas Canarias no solamente fue en el campo de la economía entre el Siglo XIX y entrado XX. También en la cultural y deportiva. Entonces, la presencia de empresarios británicos en Gran Canaria o Tenerife no era por el turismo o la industria como ahora. Era por el negocio portuario y, por tanto, de productos fundamentales para esta actividad como el carbón o exportaciones de productos agrarios.

Los británicos sabían perfectamente que el aumento de su peso en el mercado interior dependía de las simpatías que generasen entre los canarios. Así, parte de su diplomacia en las islas consistió en colocar deportes en la agenda social. Con ello, se influía en los círculos del poder. Implantaron el fútbol y se metieron en el bolsillo a los carboneros y estibadores. Todo por la eficacia y reducir los tiempos de espera a la hora de despachar mercancías.

Y es que entregar trofeos o gestionar coincidencias entre británicos con dirigentes de diversos sectores también era fundametal para comercializar productos en Londres, Canarias y África occidental. El deporte era un vehículo para hacer negocios, acceder a contactos con las autoridades y generar simpatías entre los isleños.

En la capital grancanaria, los británicos crearon el primer campo de golf en Lomo del Polvo. Fue en 1981 y era el primero en toda España. En La Orotava, Tenerife, en 1896. Además, gestionaban su ocio desconectados de prácticas que quizás no comprendían como la lucha canaria. Al tiempo, generaban su propio circuito de poder interno.

El profesor de la ULPGC Antonio Almeida Aguilar detalla en su estudio sobre la presencia británica en el deporte de Canarias el lanzamiento del club de cricket el 29 de marzo de 1890. La zona de competición era frente al Muelle Santa Catalina.

Además de la comunidad británica local, soldados de la Armada británica que pasaban por el puerto de Las Palmas disfrutaban de los deportes organizados por sus compatriotas en Canarias. También, los primeros turistas que llegaban a las islas a descansar.

El primer club de tenis en las islas surge en 1896 en lo que fue el Hotel Metropole de Las Palmas. En Tenerife, nace el Tennis Club, y el English Hotel Pino de Oro, en Santa Cruz de Tenerife, por esa misma época.

Toda la actualidad en portada

comentarios