Canarias

'18 Lovas', la agencia que ficharía menores para relaciones con empresarios canarios

La detención del promotor canario activa el que podría ser un macrocaso sobre tráfico de menores en las islas a través de Internet. Además de sexo, vendía servicios a centros comerciales, eventos deportivos, moda y fiestas en discotecas

R.L.P. - @ABC_Canarias Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

Un divorcio express por el embarazo a una menor ha abierto un sumario en Canarias por la presencia de menores en fiestas donde se mantenían relaciones sexuales contratadas por empresarios. La agencia de azafatas que se llama 18 Lovas. El promotor de actividades se encuentra en prisión.

El embarazo ha desatado una operación policial en las islas que se mantiene abierta por las autoridades judiciales bajo secreto de sumario en búsqueda de material con menores que pueda ser eliminado de la red así como la depuración de responsabilidades.

El Instituto Canario de la Mujer y los técnicos con competencias en Menor de Canarias permanecen a la espera para saber si personarse en este proceso que, de momento, lleva seis detenidos, uno de ellos, el promotor de la agencia '18 Lovas'.

El caso ha comenzado pero no se sabe cómo puede terminar. A lo largo de los últimos meses decenas de particulares o empresarios podrían comprado o solicitado información de servicios a la agencia de azafatas '18 Lovas' sin saber que trataban con menores. O sí. Desde un cumpleaños a una fiesta en un restaurante con reservado.

El promotor de servicios, en prisión, funcionaba en régimen de autónomos, no solamente vendía sexo. También presencia en centros comerciales, promoción de ventas, fiestas en discotecas o actividades relacionadas con el mundo de la moda y el deporte.

En las actividades sexuales, según ha podido saber ABC, se manejaba dinero no declarado. Sin embargo, la posible presencia en centros comerciales o negocios de ocio nocturno debería estar acreditado y consignado en la documentación fiscal. De ahí, que puedan surgir problemas para clientes ajenos al negocio paralelo que el detenido tenía presuntamente organizado.

Los cuerpos de seguridad del Estado están trabajando en la detección de vídeos y presencia en redes sociales en plataformas como Whatsapp o o webs tipo Porhub, de las jóvenes que pedían trabajo como azafatas de eventos festivos y acababan siendo empleadas, incluso en el caso de menores, en fiestas con empresarios del ámbito del turismo, el ocio y la restauración de Canarias.

El funcionamiento de la red de trabajo temporal que ofrecía el empresario detenido se basaba en contratar en plataformas de anuncios un sistema automático de promoción de ofertas de empleo. Las menores, y también mayores, respondían. El empresario reclutaba en función a las demandas de asistencia de sus clientes.

Fiestas privadas que se organizaban en sitios de poca accesibilidad. La esposa de uno de esos empresarios pidió el divorcio al enterarse que su marido había dejado embarazada a una menor.

Esa petición de divorcio fue puesta en conocimiento de la Policía. Una vez que el juzgado tuvo información de la denuncia, se autorizó la intervención de los móviles de los implicados y sistemas de mensajería dígitales.

La tensión generada por el embarazo de la menor provocó que el primer empresario detenido hablara por teléfono dando todo tipo de detalles de cómo se gestionaban las fiestas, el tipo de servicio que había contratado, o personas que conocían el preceso.

Las ofertas de empleo tenían escala industrial. Tal es así, que con el promotor en sigue apareciendo en Internet de forma actualizada las ofertas de servicios de la marca '18 Lovas' "en toda España", afirma en su publicidad virtual.

Los detenidos Eugenio H.L., Emilio C.T., Emilio C.C., Domingo H. T., el restaurador A.D. Agustín A. B. Precisamente, este último era el que presuntamente ponía a las menores en el circuito comercial. Está en prisión. Se le imputa, como al resto, denuncia por relaciones íntimas con menores a por dinero.

La prioridad en todo momento ha sido proteger a las menores. La intervención de sistemas de mensajería, la fluidez de las conversaciones sobre las chicas y la presunta existencia de comentarios vejatorios hacia ellas generaba riesgo de crear problemas a las víctimas en sus entornos familiares o sentimentales.

Se trataría de jóvenes con problemas económicos producto de las altas tasas de desempleo que hay en Canarias, donde el paro, cuya responsabilidad institucional corresponde al PSOE desde 2011, entre jóvenes es oficialmente del 50%.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios