El presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, en una imagen de archivo
El presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, en una imagen de archivo - EFE

Los dirigentes del Consell de Mallorca podrán gastar más de 30 euros por comida

El tripartito que gobierna en la institución insular defiende que el límite económico que había hasta ahora dificultaba que los altos cargos pudieran acudir a refrigerios solidarios, que pueden costar entre 40 y 50 euros por persona

PALMA DE MALLORCAActualizado:

El tripartito que gobierna en el Consell de Mallorca tiene previsto aprobar en el pleno del próximo jueves un incremento económico en las dietas que hasta ahora perciben los altos cargos de la institución insular para almuerzos y cenas, cuyo límite está fijado en estos momentos en 30 euros «por persona y menú». A partir de ahora podrá superarse esa cantidad en casos excepcionales. La posibilidad de poder gastar más de 30 euros en una comida ya fue aprobada inicialmente en julio del pasado año, si bien ahora esa propuesta será corroborada de manera definitiva, lo cual ha suscitado discrepancias entre el equipo de gobierno y la oposición.

Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en el Consell de Mallorca un tripartito conformado por el PSOE, la coalición ecosoberanista MÉS y Podemos. El presidente de la institución insular es el ecosoberanista de MÉS Miquel Ensenyat. En la oposición se encuentran el PP, Proposta per les Illes (PI) y Cs. A mediados del actual mandato, en enero de 2017, todas las formaciones citadas aprobaron por unanimidad el «Código ético de buen gobierno y transparencia del Consell», que desde entonces ha sufrido algunos cambios, precisamente en relación al asunto de las dietas.

Para casos «excepcionales»

El vicepresidente segundo de la institución insular y consejero ejecutivo de Participación Ciudadana y Presidencia, Jesús Jurado, de Podemos, ha explicado este lunes a ABC que el equipo de gobierno consideraba necesario incrementar el límite de gasto de 30 euros «por persona y menú» en casos «excepcionales». Jurado ha puesto como ejemplo las comidas o las cenas solidarias organizadas por organizaciones benéficas, que pueden costar entre 40 y 50 euros por persona. «Si un almuerzo solidario costaba, por ejemplo, 50 euros, ningún alto cargo podía acudir al mismo, para no vulnerar el código ético», ha señalado. Asimismo, Jurado ha recalcado que en la pasada legislatura, con el PP al frente del Consell de Mallorca, «no había límite para gastar en comidas».

Esa misma idea ha sido recogida en un comunicado oficial emitido este lunes por la institución insular, recordando que el pasado año «se planteó la problemática de las cenas benéficas en las que el Consell de Mallorca suele participar para apoyar y que normalmente, por su carácter benéfico y solidario, suelen sobrepasar la cantidad de 30 euros». Según indica la citada nota, «para no dejar de apoyar estos actos, la Comisión de Transparencia modificó un apartado del Código ético, planteando la excepcionalidad de estas comidas o cenas de naturaleza benéfica y así poder continuar apoyando como institución de Mallorca iniciativas solidarias».

Críticas de la oposición

El diputado insular del PP Mauricio Rovira ha criticado el argumento expuesto por Jurado para justificar la subida de las dietas hasta ahora existentes para comidas. Rovira ha explicado que en la propuesta que el tripartito aprobará el próximo jueves «no se hace referencia en ningún momento a eventos de tipo benéfico». El diputado popular ha recordado que el texto dice «literalmente» que los altos cargos podrán gastar más de 30 euros en un almuerzo o en una cena para «asistir a actos institucionales, congresos, etc., en el ejercicio de sus funciones» y también para «atenciones protocolarias en el ejercicio de las competencias propias».

Rovira también ha recordado que en la pasada legislatura, con la popular María Salom como presidenta insular, se aprobó en 2013 por unanimidad un primer «Código ético», a instancias del PP. «En dicho código se exigía que se diera publicidad a todos los gastos de los altos cargos, por ejemplo a nivel de dietas, representación o coches oficiales», ha recalcado. En dicho código no se recogía de manera explícita una cantidad concreta para el gasto en almuerzos o cenas, pero a nivel interno el PP tenía fijado un máximo que se situaba en torno a unos 20 euros para comidas.

Por su parte, la portavoz de Cs en el Consell de Mallorca, Catalina Serra, ha señalado que «es una vergüenza y un ridículo» que altos cargos del tripartito, «con lo que cobran», no puedan pagar «una comida solidaria de su propio bolsillo», que es «lo que hace la gente de la calle, a veces con grandes sacrificios». En esa misma línea crítica, Serra ha indicado que «esto es una nueva muestra de que la forma de actuar de Podemos es la de "donde dije digo, digo Diego"».