Una de las tallas intervenidas en el vehículo que conducía, cerca de Zaragoza, un vecino de Badajoz de 36 años
Una de las tallas intervenidas en el vehículo que conducía, cerca de Zaragoza, un vecino de Badajoz de 36 años
Sucesos

La Guardia Civil intercepta en un control de carretera dos obras de arte de contrabando

Se trata de dos tallas de marfil de al menos 300 años de antigüedad

ZaragozaActualizado:

Un control de carretera de la Guardia Civil, montado para detectar estupefacientes o armas ilegales, ha permitido interceptar en Zaragoza dos obras de arte fechadas entre los siglos XVII y XVIII. Se sospecha que se trata de piezas de contrabando, ya que quien las llevaba en su coche no ha aportado la preceptiva documentación oficial que debe certificar el origen de obras de arte.

La interceptación se produjo el pasado jueves, aunque no fue hasta este lunes cuando lo hizo público la Guardia Civil. El control se montó en una carretera próxima a Zaragoza capital.

El conductor que trasladaba estas dos tallas de marfil es un hombre de 36 años, vecino de Badajoz. Viajaba solo en el turismo. Durante la inspección para comprobar los efectos que portaba, los agentes encontraron en la guantera intermedia, situada entre los asientos del piloto y acompañante, un paquete conteniendo una pequeña talla de marfil que pudiera representar un niño recostado.

En el maletero, hallaron una bolsa de plástico, de las utilizadas en los supermercados, conteniendo una segunda talla de marfil que, en este caso, representaba una Virgen.

Dado que este tipo de piezas deben ir acompañadas por los correspondientes certificados expedidos por la Autoridad CITES, para especímenes anteriores al 1 de enero de 1986, o por certificado de antigüedad de la Federación Española de Anticuarios, para anteriores al 1 de junio de 1947, y que el ocupante del vehículo no podía aportar esta documentación, los agentes procedieron a la aprehensión de las dos tallas.

La Guardia Civil ha explicado que estas piezas se corresponden con imaginería religiosa de los siglos XVII y XVIII, aproximadamente, siendo una de ellas un niño Jesús durmiendo, de 12 centímetros de altura y probablemente perteneciente a la escuela indo-portuguesa, y la segunda una talla de la Virgen orando de unos 50 centímetros de alto, pudiendo pertenecer a la escuela hispano-filipina.