Susana Díaz, en una imagen de archivo
Susana Díaz, en una imagen de archivo - JUAN FLORES

Los tiempos para que Susana Díaz sea candidata

En el PSOE hay quien considera que un enfrentamientos entre los dos pesos pesados podría ser letal para sus intereses

MadridActualizado:

Las intenciones de la presidenta de la Junta de Andalucía de presentarse a la Secretaría General del PSOE pasan por unos plazos de tiempo que empiezan a correr prácticamente ya mismo

15 de abril

Se postulan los aspirantes. Si Susana Díaz quiere disputarle a Pedro Sánchez la Secretaría General del PSOE deberá decirlo antes de esa fecha, en la que comienza la recogida de avales.

8 de mayo

Votan 190.000 militantes. Será en urnas repartidas por las miles de Casas del Pueblo y agrupaciones. En julio de 2014, Sánchez ganó a Eduardo Madina por 62.490 votos frente a 46.439.

21 y 22 de mayo

Pleno del 39 Congreso. Un millar de compromisarios elegidos por las federaciones ratificarán al nuevo secretario general y a la nueva Ejecutiva y Comité Federal.

26 de junio

Elecciones generales. En caso de que Díaz sea elegida secretaria general, habrá que ver si Sánchez se mantiene como candidato a La Moncloa o es ella quien ocupa ese puesto.

Además de estas fechas, en el PSOE hay sentimientos encontrados sobre la candidatura de Susana Díaz, ya que hay quien considera que un enfrentamientos entro los dos pesos pesados del partido en estas circunstancias podría ser letal para los intereses de los socialistas. Sin embargo, Susana Díaz cree que ya ha llegado el momento de dar el paso, dado que de no hacerlo se podría quedar sin opciones para siempre.

Razones en contra

Temor a significarse. Los secretarios generales de las federaciones tienen que someterse a sus respectivos cónclaves tras el 39 Congreso Federal y saben que de forma inevitable tendrán que decantarse por Sánchez o Díaz con grave riesgo para los que pierdan.

Cuatro años. Muchos creen que lo que de verdad mueve a Díaz a presentarse es el hecho de que ya no habrá congreso ordinario hasta dentro de 4 años y si el PSOE saca mejor resultado el 26-J, su tren habrá pasado sin discusión.

Iglesias en el debate. No aceptan que el líder de Podemos condicione la dinámica del 39 congreso socialista solo con apoyar, o no, que Pedro Sánchez sea finalmente presidente del Gobierno.

Razones de Susana Díaz

El último «tren». Tras renunciar en 2014 y apoyar a Sánchez, cuando la relación se torció ella no se cansó de repetir: «El tren pasó, si pasa otro ya se verá»

25% de la militancia. En un PSOE con cada vez menos militantes, la cuarta parte son andaluces y eso puede pesar mucho en el resultado final de la consulta a las bases.

La sucesión. Si Susana Díaz disputa finalmente a Sánchez el liderazgo del PSOE y gana, luego tendrá que resolver una cuestión no menor: quién la sucede en la Junta de Andalucía y el PSOE-A.