Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía - JUAN FLORES

El sector crítico del PSOE vaticina que Pedro Sánchez tendrá rival

Considera que aplazar el congreso no es una decisión que deban tomar las federaciones

MadridActualizado:

El sector crítico en la Ejecutiva del PSOE da por hecho que, «sea cuando sea» el 39 Congreso Federal, en el que se debe elegir al secretario general, Pedro Sánchez tendrá enfrente un candidato con el que pugnará por hacerse con las riendas del partido, según confirmaron a Efe fuentes socialistas. De hecho, como ya adelantó ABC, Susana Díaz está decidida a disputar a Sánchez la Secretaría General, si este no consigue ser investido presidente del Gobierno.

El congreso del PSOE está programado para el 20, 21 y 22 de mayo, con la celebración de las primarias el día 8 de ese mes, aunque Ferraz ya ha mostrado su disposición a que se pueda posponer si sus plazos preliminares coinciden con las negociaciones para formar gobierno. Eso sí, como informó ayer ABC, la dirección nacional supedita este aplazamiento a que sean las federaciones las que lo pidan para evitar que pueda interpretarse que el cambio de fecha es un movimiento para favorecer a Sánchez.

Sin embargo, las voces críticas que hay en la dirección rechazan el argumento de Sánchez y su núcleo duro de que la iniciativa para aplazar el congreso debe partir de los territorios. «Ferraz no puede pasar la pelota a las federaciones: es la dirección la que tiene que tomar la decisión», replican las fuentes.

En manos del Comité Federal

Desde este sector, se considera «lógico» que el congreso federal se posponga mientras esté en marcha la negociación de la investidura, para no interferir en el proceso, pero sospechan que la intención de Sánchez es mantener la fecha para garantizarse su continuidad. «Si por hacerlo en mayo (el congreso) cree que no va a haber candidato, se equivoca. Habrá pelea si se mantiene la fecha», avisan.

La decisión de aplazar la asamblea debe adoptarla en última instancia el Comité Federal, el máximo órgano del partido, que fue el que aprobó la fecha de mayo el pasado 30 de enero.

Aunque por el momento sólo Sánchez ha anunciado que aspirará a la reelección como secretario general, los críticos en la Ejecutiva advierten de que, «sea cuando sea el congreso, habrá candidato». El entorno de la presidenta andaluza ya no niega que esta vaya a ser la adversaria.

A la espera de que se haga oficial, «la maquinaria ya se está engrasando por si se mantuvieran los plazos del congreso desde abril», añaden las fuentes para incidir en que habrá batalla por el control del partido. Sin embargo, desde el entorno de Sánchez se tiene plena confianza en que el candidato será reelegido y que incluso en unas primarias ganaría con holgura a la presidenta de la Junta de Andalucía.

Precandidaturas

El calendario arranca con la presentación de precandidaturas entre el 11 y el 14 de abril y prosigue los diez días siguientes con la recogida de avales.

A escasas dos semanas de que empiecen a correr los tiempos, los barones del partido guardan silencio sobre la posición de Díaz. «Ahora estamos en la formación de Gobierno», señalan desde una de las federaciones críticas, entre las que se sitúan Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana.

Entre las pocas voces que se han pronunciado esta semana está la del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para quien «mal haría» el PSOE si decidiera «enzarzarse» ahora que «se está buscando un Gobierno». No obstante, el dirigente socialista reconoce que el PSOE a nivel nacional tiene «gente potente» para aspirar a la Secretaría General del partido, como Susana Díaz. El presidente aragonés, Javier Lambán, ha sido el único que ha defendido públicamente el aplazamiento del congreso.