España

Morenés acompaña a las tropas desplegadas en Líbano en el décimo aniversario de la misión

El ministro de Defensa en funciones se desplaza a la base Miguel de Cervantes de Marjayún, en el sur del país

Morenés, a su llegada a Beirut en su visita a las tropas en el décimo aniversario de la misión de los cascos azules en Líbano
Morenés, a su llegada a Beirut en su visita a las tropas en el décimo aniversario de la misión de los cascos azules en Líbano - EFE
Jaime G. Mora - jaimegmora Enviado Especial A Marjayún (Líbano) - Actualizado: Guardado en:

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha viajado este martes a Marjayún para visitar a las tropas desplegadas en la base Miguel de Cervantes, en Líbano, con motivo del décimo aniversario de la misión. El Ejército participa en un despliegue que tiene como objetivo evitar una guerra como la que enfrentó a Hizbolá con el Ejército de Israel en el verano de 2006. Cerca de 600 militares forman parte del operativo más longevo de las Fuerzas Armadas, y también el más numeroso.

Morenés ha sido recibido por el general de brigada Alfredo Pérez de Aguado Martínez, jefe de la unidad desplegada en el Líbano, y el coronel Guillermo García Ferrer, jefe del Estado Mayor de las tropas destinadas en el país asiático. El ministro, que se ha reunido con el ministro de Defensa libanés, Samir Mokbeel, y tiene previsto un encuentro con autoridades locales y jefes de Contingente y Unidad.

En su sexta visita a Líbano desde que ocupa el cargo, el titular de Defensa pasará revista a las fuerzas españolas y rendirá homenaje a los 14 soldados fallecidos durante la misión. Antes de volar rumbo a España, Morenés se reunirá con el general de División, el irlandés Michael Beary.

Con este viaje, Morenés reconoce el papel de las Fuerzas Armadas en un enclave amenazado por la frágil paz entre las milicias libanesas e Israel y por la guerra siria. La base de Marjayún se encuentra a unos cincuenta kilómetros de la frontera con Siria, un país inmerso en una sangrienta guerra civil desde 2011.

El contingente español realiza labores de adiestramiento y asesoramiento a las fuerzas de seguridad libanesas y se encarga de verificar el cese de hostilidades. Todo con el objetivo de que no se vuelva a repetir un conflicto como el de 2006, en el que murieron miles de civiles. Además, las tropas vigilan que se respete la Línea Azul, la separación entre Líbano e Israel marcada por la ONU, y vigilan la entrada de armas a través de la frontera.

El ministro de Defensa rinde también homenaje a los militares fallecidos, catorce desde el inicio de la misión. Seis de ellos murieron en 2007 por la explosión de un coche bomba. En 2015, el cabo Francisco Javier Soria Toledo fue alcanzado por un proyectil israelí en la torre de observación que ocupaba. La última víctima, el brigada Lorenzo Romeo Muel, se registró en junio de 2016. En estos momentos, están desplegados en el país un total de 611 efectivos, 577 de ellos militares. Desde 2006, han participado en la operación 23.769 militares.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios