Memoria de la Fiscalía 2015

Más del 80 por ciento de los delitos informáticos de 2015 fueron fraudes en la Red

Por detrás, se sitúan la pornografía infantil y las amenazas y coacciones a través de las nuevas tecnologías

Caja Madrid fue víctima de un caso de phishing en 2006
Caja Madrid fue víctima de un caso de phishing en 2006 - ABC
E.B. Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Fiscalía que investiga los crímenes informáticos ha detectado un mayor número de los mismos debido a la mejora y el aumento de las nuevas herramientas, su desarrollo y la capacidad de todos los ciudadanos para acceder a ellos sin importar dónde se encuentren.

Esa es una de las conclusiones de la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2015, el documento que recoge toda la actividad fiscal del año así como los retos y necesidades que el Ministerio Público debe afrontar.

España se ha marcado como principales objetivos en este campo«potenciar las capacidades de prevención, detección respuesta, investigación y coordinación» en este tipo de delitos. Además, se puso en marcha una reforma legislativa que buscaba situar al país al mismo nivel que la legislación de la Unión Europea.

España ha equiparado su legislación nacional a la de la Unión Europea

En este contexto, España forma parte de la Red de Fiscales de Criminalidad Informática, el grupo europeo de trabajo y coordinación en este área. Todas estas actuaciones se enmarcan en los planes de desarrollo de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad que se publicó en 2013, tal y como especifica la Fiscalía.

Según esta Memoria, en 2015 se produjo un ascenso de este tipo de delitos. En total, 22.575 expedientes que representan un incremento del 9,93 por ciento respecto a 2014. Sin embargo, supone una subida menor que otros años. ¿El motivo? Se han dejado de remitir atestados que no tienen autor conocido.

El fraude, el más habitual

El repaso anual deja una cifra que sitúa a los fraudes económicos como el delito más habitual en la Red. La estafa en internet representa el 80,62 por ciento de los expedientes abiertos, un porcentaje que se corresponde con el dibujo de años anteriores y representa una tendencia constante para el Ministerio Público.

Entre ellos, la Fiscalía cuenta el «phishing» es decir la obtención de contraseñas o claves personales de forma fraudulenta o, como otro crimen habitual, la manipulación de tarjetas de crédito con el fin de obtener un beneficio económico. De este 80,62 por ciento, tan solo el 40,90 de los casos se cierra con una acusación.

Otro de los delitos más habituales es el ataque a la información. La Fiscalía contabiliza 873 expedientes. 597 de ellos se refieren a ataques a la intimidad personal, o lo que es lo mismo a la sustracción de fotos y vídeos de dispositivos móviles. En el caso de las empresas, los robos de secretos representan 276 de los expedientes recogidos.

Pornografía infantil

La pornografía infantil supone otro de los delitos más habituales en este tipo de crímenes (un 3,40 por ciento de los casos incoados en 2015 se enmarcan en estos actos). Aquí, la Fiscalía reconoce que se ha producido un aumento sustancial respecto a 2014 y descata que, cada vez más, existe un número mayor de casos de acoso a menores de 16 años.

Además, la Fiscalía advierte que las amenazas y la coacción vía telefónica es una de las tendencias que más se repite y que se ha vuelto más habitual. El «sexting» entre adolescentes o la creación de perfiles falsos en internet son factores que, según la Memoria, favorecen el desarrollo de este tipo de delitos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios