Las pesquisas se han centrado en los últimos meses en analizar los flujos de capital entre países, especialmente Reino Unido y Suiza
Las pesquisas se han centrado en los últimos meses en analizar los flujos de capital entre países, especialmente Reino Unido y Suiza - EFE

Mario Conde declara mañana voluntariamente ante el juez por la «Operación Fénix»

El exbanquero ha solicitado comparecer ante el titular del juzgado central del Instrucción número 1, Santiago Pedraz, quien lo interrogará por primera vez desde su detención en 2016 por supuesto alzamiento de bienes, blanqueo y fraude fiscal

MadridActualizado:

El expresidente de Banesto Mario Conde declarará mañana en la Audiencia Nacional a petición propia, en el marco de la causa que investiga al exbanquero y a su entorno por supuesto alzamiento de bienes, blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Como han informado fuentes jurídicas, Conde ha solicitado comparecer de manera voluntaria ante el titular del juzgado central del Instrucción número 1, Santiago Pedraz, que le tomará declaración por vez primera desde abril de 2016 cuando se produjo su detención.

Entonces el exbanquero negó todos los cargos que le achaca la Fiscalía Anticorrupción, entre ellos el haber blanqueado 13,06 millones de euros procedentes de la responsabilidad civil de los casos Banesto y Argentia Trust, que no satisfizo completamente, e insistió en el origen lícito de los fondos repatriados de los que recelan los investigadores.

Con todo, el juez Pedraz ordenó su ingreso en la prisión madrileña de Soto del Real donde permaneció durante dos meses, dados los indicios de blanqueo, que quedarían acreditados por el tráfico de divisas y una supuesta ocultación de las ganancias personales a través de la sociedad pantalla Barnacla.

De esta estructura, señala el escrito, podrían proceder los incrementos patrimoniales no justificados en la renta de Conde, de sus hijos Mario y Alejandra, y de su yerno Fernando Guasch, todos investigados por formar parte del presunto entramado.

Nuevas investigaciones

Desde su puesta en libertad, las pesquisas se han centrado en analizar los flujos de capital entre países a través de comisiones rogatorias a países como Reino Unido y Suiza, de los que procedía buena parte del dinero que habría sido repatriado por Conde para satisfacer sus gastos personales y su «alto tren de vida».

No obstante, los vínculos a estudiar se extienden a otros Estados de los que procedían las transferencias como Luxemburgo, Emiratos Árabes, Países Bajos e Italia, así como a territorios de riesgo fiscal con los que España no tiene cooperación como Curazao o las Islas Vírgenes Británicas.

La declaración voluntaria de Conde se produce apenas tres meses antes de que se cumplan dos años de la llamada«Operación Fénix», que se saldó con la entrada y el registro por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil del domicilio del expresidente de Banesto la mañana del 11 de abril de 2016.