España

Los fieles al «sanchismo» complican el trabajo de Fernández y la gestora

Un grupo de militantes liderados por el alcalde de Jun dicen tener 64.892 firmas para forzar ya un Congreso

Pedro Sánchez tras su dimisión
Pedro Sánchez tras su dimisión - EFE

Pedro Sánchez cayó, pero sus planes y su legado siguen muy vivos en el PSOE. Su estrategia de apelar continuamente a la militancia, rechazada por los dirigentes territoriales que defienden la cultura de partido y la tradicional democracia representativa, colocó a las bases en un papel protagonista. Como hiciese en primavera en sus negociaciones para formar Gobierno la apelación de Sánchez para someter a las bases su hoja de ruta y vencer así la resistencia del Comité Federal fue una constante.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, lamentaba la pasada semana que el PSOE se ha «podemizado» en referencia a que en el ADN del partido no existe una cultura plebiscitaria, sino que se articulan a partir de la democracia representativa. No obstante, ningún dirigente se atreve ya a decir que hay que dar marcha atrás en la elección del secretario general. Pero muchos creen que ese mecanismo debe quedar ahí.

Sin embargo, los propios estatutos del PSOE sí recogen un mecanismo que aunque complejo permite a los militantes convocar un Congreso Extraordinario, y determinar su fecha. El artículo 34.2 de los estatutos dice así: «El Congreso Federal extraordinario podrá ser convocado por el Comité Federal o la Comisión Ejecutiva y preceptivamente cuando lo pidan la mitad más uno de los militantes; el órgano convocante determinará la fecha y lugar de su reunión, así como los puntos del Orden del Día».

Los planes de Sánchez

Desde la pasada semana se está desarrollando un movimiento de militantes para forzar la convocatoria de ese Congreso y la de unas primarias para elegir ya un nuevo secretario general. Punto por punto los planes de Sánchez que fueron rechazados por el Comité Federal. Desde la nueva mayoría del PSOE son muy críticos con los últimos pasos que dio Sánchez al frente del partido, creando una división entre la militancia y los dirigentes territoriales. Esa recogida de firmas ejemplifica a la perfección esa fractura.

La militancia está jugando un papel activo en el relato posterior a la salida de Sánchez. La campaña #MilitantesEnPie, que promueve José Antoni Rodríguez Salas, el alcalde de Jun, pide la celebración de un Congreso Extraordinario y unas primarias en los plazos que planeaba Sánchez. La propuesta ha sido rubricada por la catalana Núria Parlon. Ayer por la noche aseguraban haber recopilado 64.892 firmas, a 28.828 de las necesarias para forzar su propuesta. Aunque el formato digital en el que las estarían recogiendo no sería válido. El censo total que manejan ese de 187.439 afiliados. Aunque no especificaban cuántas eran en formato digital y cuantas físicas. Y esto es algo crucial, ya que la gestora del PSOE intenta ignorar esa recogida de firmas, a la que no da mucho crédito. Fuentes socialistas consultadas por ABC recuerdan que el alcalde de Jun ya denunció en las primarias del PSOE andaluz que no le admitieron avales electrónicos; solo los nominales. Por eso ayer, Rodríguez Salas pidió voluntarios por toda España entre la militancia para recopilar las firmas. El alcalde de Ibiza, Rafael Ruiz, también ha plasmado su firma en esta propuesta. También lo ha hecho Oscar Puente, que como alcalde de Valladolid es el cargo institucional más importante en dar el paso.

Iceta hace bandera del no

Pero el debate está lejos de ser tan solo una disputa entre los barones y la militancia. Muchos dirigentes territoriales siguen haciendo campaña públicamente por mantener el no a Rajoy. La voz más destacada es la de Miquel Iceta, primer secretario del PSC. Iceta se encuentra inmerso en mitad de la campaña de primarias para dirimir el liderazgo de los socialistas catalanes. Pero su rival, Núria Parlon, mantiene la misma línea. De hecho es una de las firmantes.

Iceta reiteró ayer que sus diputados votarán no a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno porque para ellos «ser consecuente y ser coherente tiene mucha importancia».Durante un acto de las primarias Iceta reiteró que «los diputados del PSC harán lo que diga el PSC», que mantiene su oposición a investir a Rajoy, «la misma que al menos hasta ahora había decidido el Comité Federal del PSOE». Este mediodía se reúne la gestora del PSOE para clarificar los próximos pasos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios