Imagen de los trabajadores de la funeraria llevándose el cuerpo
Imagen de los trabajadores de la funeraria llevándose el cuerpo - A. Aguilera (Diario Montañés)

Encuentran un cadáver momificado en un trastero de Castro Urdiales (Cantabria)

El sótano en cuestión pertenece a una mujer que, según los vecinos, lleva diez años sin pagar las cuotas

MadridActualizado:

Un cuerpo momificado, sin signos de violencia y tumbado sobre una cama es lo que se encontró un conserje en el trastero de un edificio de viviendas en Castro Urdiales (Cantabria). El descubrimiento se produjo de manera casual pues, según cuenta «El diario montañés», este trabajador dio con el cuerpo mientras hacía su ronda diaria.

El conserje, de nombre Santiago Cabezas, dio una vuelta por los sótanos antes de acabar su jornada laboral. Allí vio una puerta abierta y decidió cruzarla. «No es la primera vez que entra gente ajena a la urbanización al sótano con la intención de robar –ha explicado–. Fuerzan la puerta y se llevan lo que encuentran, y no me extrañó mucho. Por eso entré a ver qué habían hecho».

En la habitación se encontró con un cuerpo petrificado, «totalmente gris» y tumbado sobre una cama. Según la opinión del conserje recogida por «El diario montañés», lo más probable es que alguien llegó con la intención de robar en el trastero y, al encontrarse el cuerpo, salió de allí sin cerrar la puerta ni dejar huellas.

El trastero en cuestión pertenece a una mujer que lleva diez años sin pagar las cuotas. Esta señora vendió el piso hace más de dos décadas pero quiso conservar este trastero que hoy está bajo investigación.

Fue el propio conserje quien llamó a la Guardia Civil, que intentó contactar (sin éxito) con la dueña del trastero. También se presentó en el lugar la correspondiente comitiva judicial, que ordenó el levantamiento del cadáver, al que se le harán las correspondientes pruebas forenses.