Alfonso Dastis, durante la presentación ayer del documento
Alfonso Dastis, durante la presentación ayer del documento - EFE

Dastis afirma que el Brexit abre oportunidades para atraer a empresas asiáticas a España

El ministro de Exteriores presentó el documento «Visión Estratégica para España en Asia 2018-2022»

MadridActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, consideró ayer que la salida del Reino Unido de la UE, «abre interesantes posibilidades para atraer a nuestro país a empresas asiáticas que no quieren perder las ventajas que ofrece el acceso al mercado único».

Dastis hizo esta afirmación al clausurar el acto en el que fue presentado el documento «Visión Estratégica para España en Asia 2018-2022», elaborado por su Departamento y que contiene una treintena de recomendaciones para impulsar las relaciones con los países de la región. Al acto asistieron la mayoría de los embajadores asiáticos y de las grandes empresas españolas con intereses en la zona. Algunas de estas participaron en un panel en el que se analizaron las experiencias de éxito de empresas como Gescamp, Técnicas Reunidas, Indra o Acciona.

En su intervención, el ministro puso de relieve que la importancia de Asia se ha multiplicado enormemente , como demuestra -dijo- que en el año 2000 China tenía un PIB del tamaño del italiano y actualmente su economía es comparable a la de EE UU o que India tenía hace diez años el mismo producto interior bruto que España, con una población 30 veces mayor, y hoy tiene el doble. «El centro del poder mundial se desplaza hacia Asia», subrayó.

Insistió Dastis en que el continente asiático Asia ofrece «grandes oportunidades» para los ciudadanos y las empresas españolas, y agregó que «España cuenta con los activos necesarios para estar presente y sacar partido al siglo de Asia» si se mantiene perseverante y se esfuerza por conocer mejor la región y si busca una cooperación más intensa entre la Administración y la sociedad civil.

El ministro habló de las oportunidades que ofrece Asia, pero también de lo que calificó de «tendencias preocupantes» que pueden «generar riesgos» para la economía y la seguridad mundial y, por ende, para España. Entre ellas, citó las rivalidades entre potencias asiáticas, las tensiones territoriales vinculadas a rutas marítimas y las «amenazas a la paz mundial» derivadas del programa nuclear y balístico de Corea del Norte, así como la competencia entre Estados Unidos y China y una eventual «guerra comercial» entre ambos países, que -apuntó- pondría en riesgo la economía y la seguridad mundial y, por ende, sería perniciosa para España.

En cualquier caso, insistió en que España tiene algunas fortalezas que hacen que estén una buena posición para aumentar su presencia en el continente, como la potencia del idioma español, su relación con América Latina, el sector turístico y la facilidades para la inversión.