Luis Bárcenas, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados
Luis Bárcenas, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados - ÓSCAR DEL POZO

Bárcenas exonerará a Génova de la financiación ilegal del PP valenciano

El extesorero del PP declarará como testigo el próximo 13 de febrero y salvará al PP nacional de lo sucedido en Valencia

MadridActualizado:

«Me dijo que era una práctica prohibida por el partido nacional y sería un Filesa II» fue una de las afirmaciones torrenciales de Ricardo Costa, exsecretario general del PP de la Comunidad de Valencia, quien explicó que mantuvo una reunión con Luis Bárcenas, entonces gerente del partido, para consultar la orden que había recibido de que empresarios abonaran las facturas de Orange Market, la filial valenciana de la Gürtel, de distintas campañas electorales.

El entorno del extesorero popular confirma que este será el núcleo de su declaración como testigo en la Audiencia Nacional prevista para el próximo 13 de febrero: «La persona que daba las instrucciones era el presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Es él quien decide que hay que trabajar sí o sí con Orange Market». La reunión fue en Génova. Al no encontrar Costa a Álvaro Lapuerta se lo explicó a Bárcenas, quien se lo contó después a su superior en la Tesorería. «En ningún momento, esa información se la transmitieron a Mariano Rajoy».

Ya en su testimonio en el juicio por la primera época de la Gürtel, Bárcenas reconoció que fue el propio Rajoy quién prohibió seguir trabajando con las empresas de Francisco Correa tras ser informado por el empresario Joaquín Molpeceres, a través de Lapuerta, de las irregularidades que estaba realizando la red en algunos ayuntamientos de Madrid.

Tras enviar Bárcenas una nota interna a todas las sedes, Camps llamó a Lapuerta para comunicarle que en Valencia seguirían trabajando con «un genio». Se refería a Álvaro Pérez, más conocido como El Bigotes, que también ha apuntado al expresidente de la Generalitat durante el juicio. De esta forma, a pesar de la orden de Génova, el PP de Valencia continuó encargándoles trabajos, porque «eran muy buenos, les dejaban unos precios muy ajustados y más baratos que la competencia». Esta versión de Bárcenas ante el tribunal presidido por Ángel Hurtado hace justo un año corroboraría la confesión de Costa.

Durante su comparecencia también aseguró que Ángel Acebes como secretario general del PP permitió contratar parte de la organización del Congreso de Valencia de junio de 2008 con Orange Market. Así lo transmiten fuentes próximas al partido valenciano. «Fue una de las condiciones que Camps puso durante una cena a la que también asistieron Costa, Acebes, Lapuerta, Bárcenas, Juan Carlos Vera y Ana Michavila, entonces jefa del gabinete del presidente de la Generalitat. Se realizó un concurso que ganó Free Handicap –empresa de Elena Sánchez, exmujer del secretario de Estado con Rodrigo Rato, Juan Costa– y la empresa de Correa tan sólo se quedo con una parte del evento».

En su declaración como testigo, Bárcenas ratificará sus palabras en instrucción, asegurando que «no tiene nada que ver la nacional con la regional. Aquí no se cierra ningún círculo de financiación irregular. En las anotaciones de los "papeles" no figura nada pagado con dinero negro a proveedores. Están los sobresueldos y otros detalles conocidos».

Al juez José Francisco Ceres del Tribunal Superior de de Valencia, que le desimputó de un delito electoral por ser administrador general único de las elecciones municipales y autonómicas de 2007, le reiteró que «el partido a nivel nacional nunca trabajo con Orange Market ni pagó ninguna de sus facturas».

«Cada región, cada autonomía tenía capacidad individual para gestionar su presupuesto, tanto en la vertiente de ingresos como de gastos. En ese sentido no había una participación o intervención de la sede central del partido».