Caso Gürtel

Álvaro Pérez niega que «J.S.» sea Jesús Sepúlveda

«El Bigotes» aporta un documento que revelaría que J.S. es el apoderado y gestor del acusado en el juicio de Gürtel

Álvaro Pérez niega que «J.S.» sea Jesús Sepúlveda

Antes de que la fiscal anticorrupción Concha Sabadell replicara contundente a las defensas de los acusados del caso Gürtel, el abogado de Álvaro Pérez, Javier Vasallo, puso en conocimiento de la sala una prueba documental. Se trataba de la solicitud de una testifical de un nuevo testigo, José Sevilla, apoderado y gestor del más conocido en la trama como «El Bigotes».

Este lunes el tribunal ha aceptado la prueba tras preguntar Francisco Correa en su confesión del viernes: «¿No puede declarar José Sevilla?», cuando explicó que detrás de las siglas «J.S.» estaba Jesús Sepúlveda.

Según los documentos a los que ha tenido acceso ABC, los pagos que realizó Pérez «nunca se hicieron al coimputado Jesús Sepúlveda» como consta en autos, sino que las iniciales «J.S.» se refieren en realidad a José Sevilla, «a quien se le hicieron las entregas de dinero, con el único fin de que este abonase las deudas fiscales que tenía con la Agencia Tributaria».

Los pagos realizados apuntados en la causa a Sepúlveda en el apartado relativo a Pozuelo de Alarcón hacen referencia a que Pérez «tenía conocimiento de las entregas de dinero y que además efectuó gran parte de las mismas», estando por ello acusado de un presunto delito continuado de cohecho, por el que le piden 5 años y dos meses de prisión.

Un informe policial atribuyo a Sepúlveda, coordinador electoral nacional del Partido Popular antes de ser elegido alcalde de Pozuelo de Alarcón, las retribuciones realizadas a «Sobre JS (Ent. A Álvaro Pérez)» desde el 6 de marzo de 2002 al 28 de febrero de 2005 por importes de 3.000 euros, incrementándose posteriormente a 6.000 euros.

Esos apuntes contables se encontraron en los archivos guardados por José Luis Izquierdo en el pendrive intervenido en la oficina principal de la trama en la calle Serrano 40. Según la documentación aportada correspondería a los salarios de Pérez como empleado en las empresas de Francisco Correa, abonados a la Asesoría Seper «como pagos a cuenta», ya que siempre ha declarado que «era un trabajador más sin poder de decisión».

No fue hasta el mediodía del viernes 7 de octubre cuando la hija del apoderado, Irene Sevilla, envío un correo electrónico al letrado explicando que su padre «está dispuesto de acudir a declarar» para sostener la verdad de los documentos entregados. El escrito hacía hincapié que todavía el juicio estaba en el turno de cuestiones previas, pidiendo que acepten esta prueba aportada en el último minuto de una instrucción que lleva casi ocho años, porque revelaría la verdadera identidad de «J.S.».

Otros de los acusados reflejados con iniciales son «L.» o «L.B.», siglas adjudicadas por Correa a Luis Bárcenas; «J.M.» identificado como Javier Merino, o PAC, que negó Correa antes de que le preguntará la fiscal que fuera Paco Álvarez Cascos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios