EFE

El abogado de Villarejo se cita en Rusia con el mafioso que amenazó al fiscal

Ayer fue la segunda vez durante este juicio que Anticorrupción sacó a relucir las presiones y maniobras sufridas a lo largo de la instrucción

MadridActualizado:

«No sabemos si Ilias Traber puede desplazarse a España o no. Lo que sí sabemos es que un abogado y su hija viajaron el pasado fin de semana a reunirse con él en Rusia (...) Esto no puede acabar como las amenazas sobre mi familia y yo mismo». Son palabras del fiscal José Grinda ante la Sala de la Audiencia Nacional que juzga a dieciséis presuntos miembros de la mafia rusa (dos han quedado ya exonerados) por asociación ilícita y blanqueo de capitales. Ayer fue la segunda vez durante este juicio que Anticorrupción sacó a relucir las presiones y maniobras sufridas a lo largo de la instrucción. Ilias Traber, «el Anticuario», considerado uno de los jefes de la «Tambovskaya», en busca y captura por una orden europea, ya amenazó al fiscal y a sus familiares, tal y como expuso la anterior fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, en una carta enviada a Interior.

El abogado que se reunió recientemente en Rusia con él es Enrique Díaz-Bastién, según las fuentes consultadas por ABC. Este letrado se encarga de la defensa del comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión, pero curiosamente no es el mismo que representó a Traber en un recurso de reforma que interpuso en nuestro país. Grinda no detalló a la Sala si conoce los motivos de esa cita, que vinculó de forma tácita a las presiones recibidas.

«Ninguna amenaza me va a impedir hacer mi trabajo como funcionario público», sostuvo el fiscal dirigiéndose a la Sala. «La Fiscalía española no se va a doblegar nunca ante este tipo de amenazas», continuó tras recordar que ETA tampoco logró condicionar las decisiones judiciales. El fiscal, que ha encabezado todas las operaciones de calado contra la mafia rusa en España junto a otros compañeros, reveló la jornada anterior que había tenido que recurrir a un juzgado de Pozuelo para defender su honor. Según algunas fuentes, las últimas maniobras apuntan en ese sentido.