Economía

El presentismo se dispara: ya se produce en más de la mitad de las empresas

Internet, el email, el tabaco y las pausas breves, los principales motivos por los que los empleados pierden tiempo en el trabajo, según la última encuesta de Adecco

La flexibilización es un factor determinante para reducir el presentismo
La flexibilización es un factor determinante para reducir el presentismo - FOTOLIA
G.GINÉS Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los españoles trabajan más horas que los alemanes. Y aún así, son menos productivos. La práctica de «calentar la silla» en el puesto de trabajo está más extendida de lo que puede parecer y supone uno de los mayores frenos a la productividad española. El excesivo uso de internet, los cafés o incluso salir a fumar de forma compulsiva se han convertido en prácticas repetidas en las empresas españolas. Hasta tal punto que más de la mitad de las compañías son conscientes de ello.

Así lo demuestra la III Encuesta Adecco sobre Presentismo Laboral, que refleja que un 53% de las empresas reconoce distintas prácticas de presentismo producido de forma interna. Internet y el email son los líderes de esta particular práctica (un 97% de las empresas lo identifican como foco de presentismo), seguidos de cerca por los cafés, almuerzos o desayunos (97%), los retrasos y salidas antes del trabajo (93%), las pausas breves (88%) y el tabaquismo (80%).

Esta situación ha empeorado respecto al año pasado, en concreto, 13 puntos más. En 2015 las tasas de presentismo en España se establecían en el 46%. Esta tendencia al alza se repite desde 2008, ya que desde este año se han incrementado las compañías en las que al menos un trabajador realiza este tipo de prácticas. Respecto al incremento del año pasado, desde Adecco sugieren dos razones.

Por un lado, es posible que el empleado se sienta más seguro en su empresa y se «relaje», realizando más acciones de presentismo. Por otro, si el trabajador tiene miedo de perder su empleo es posible que dedique más tiempo al trabajo y, en consecuencia, aumenten las horas en las que no realiza ningúna tarea. La relación emocional del empleado con la empresa o la seguridad de un trabajador en una compañía en la que ya se han producido un buen número de despidos pueden ser otros de los motivos.

La flexibilidad, clave

¿Cómo se pueden erradicar este tipo de acciones? El 88% de las compañías encuestadas consideran que cuentan con métodos del control de entrada y salida del puesto de trabajo. Otras restringen el uso de internet (29%) o del correo electrónico (23%). Sin embargo, el último repunte registrado en 2015 sugiere que este tipo de prácticas no están funcionando.

Más que métodos de control, los empleados reclaman motivaciones. Adecco sostiene en su informe que el 20% de las empresas no ofrece flexibilidad horaria a sus empleados, mientras que el 29% solo la ofrece a menos del 10% de la plantilla. El 45% de las corporaciones de mayor tamaño tienen medidas de flexibilidad horaria para más de la mitad de su plantilla. Este porcentaje es incluso menor en las pequeñas y medianas empresas y no sobrepasa el 20%. El 71% de las empresas, en cambio, que ofrece medidas de flexibilización, afirma que su plantilla compensa el tiempo perdido con este tipo de medidas.

En cuanto al perfil del «presentista», Adecco explica que este suele ser un trabajador (hombre o mujer indistintamente) con un horario indefinido a tiempo completo. Esta clasificación evidencia que más que las características del trabajador, el presentismo está relacionado con el tipo de puesto que ocupa el empleado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios