Avión de Iberia en el aerpuerto de Barajas
Avión de Iberia en el aerpuerto de Barajas - ÓSCAR DEL POZO

Iberia hará el 22 de enero su último vuelo a Malabo por falta de rentabilidad

Guinea Ecuatorial intentó sin éxito la mediación del Ejecutivo español para frenar la decisión

Actualizado:

Iberia hará el próximo 22 de enero su último vuelo a Guinea Ecuatorial debido a la falta de rentabilidad de la ruta Madrid-Malabo, que se abrió en 1941 y llegó a tener hasta un vuelo diario entre las dos capitales.

Tal y como avanzó ABC, Iberia comunicó hace varias semanas a las autoridades de Guinea Ecuatorial su decisión de suspender los vuelos directos a la capital del país, que en la actualidad eran tres a la semana. La compañía alegó, para adoptar esa medida, el elevado precio del carburante en Guinea Ecuatorial, las altas tasas del aeropuerto de Malabo y el hecho de que la compañía nacional de Guinea Ecuatorial Ceiba tiene también vuelos directos a Madrid.

Tras una reunión convocada por el primer ministro de Guinea Ecuatorial, Francisco Pascual Obama Asue, en la que participaron otros miembros de la Administración de ese país y representantes de Iberia, la aerolínea aceptó esperar un tiempo hasta hacer definitiva su decisión. Osue, según la página web del Ejecutivo de Guinea Ecuatorial, recomendó que se estudiara una disminución tanto del preciso del combustible para los aviones como de las tasas de aeropuerto no aprobadas por el Gobierno, con el fin de evitar la suspensión de los vuelos.

Fuentes de Iberia señalaron a ABC que, finalmente, la compañía entiende que no se puede mantener una ruta que desde hace años no resulta rentable y que no tiene perspectivas de mejorar.

Iberia comunicó también a los Ministerios españoles de Fomento y de Asuntos Exteriores su intención de poner fin a los vuelos y los motivos que le llevan a tomar esa decisión. La aerolínea es consciente de las especiales relaciones entre España y su antigua colonia, pero reitera que debe moverse por criterios empresariales.

El Gobierno de Teodoro Obiang apeló a esas relaciones e incluso, según su página web, pidió al Ejecutivo español que le comunique la cancelación definitiva de los vuelos de la aerolínea, “teniendo en cuenta -decía- que Iberia es una compañía de bandera española y, por tanto, el Gobierno español debe asumir la responsabilidad de esta decisión, que el Ejecutivo ecuatoguineano no acepta, por encima de las razones económicas que indica Iberia”.

Además, añadía la disconformidad del primer ministro con la medida, después de haber hecho “un análisis de la permanencia de Iberia desde el régimen pasado hasta nuestras fechas, los beneficios de la compañía y, sobre todo, las históricas relaciones entre Guinea Ecuatorial y España y el apoyo que se deben ambos países, así como el papel que juega Guinea Ecuatorial en la promoción del idioma español en África y las relaciones existentes entre los dos Gobiernos”.

Los intentos del régimen de Obiang para involucrar a Gobierno español, no dieron resultado, ya que, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores consultadas por ABC “Iberia es una compañía privada, que toma sus decisiones atendiendo a criterios de rentabilidad y el Gobierno español no puede interferir en ellas”.

Finalmente, la compañía aérea ha comunicado a sus clientes que la ruta hará su último vuelo el 22 de enero. Iberia ofrece a quienes ya hayan adquirido billetes para fechas posteriores, que puedan adelantar el desplazamiento para antes de ese día, que puedan elegir otra línea aérea, o que puedan obtener el reembolso íntegro de su compra.