El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - JAIME GARCÍA
El desequilibrio bajó del objetivo del 3,1% del PIB

España cumplió el déficit en 2017 porque la recaudación subió 12.000 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, confirma que la economía creció al 3,1% el año pasado y que los ingresos alcanzaron su mayor nivel desde 2007

MADRIDActualizado:

La recaudación de impuestos ha despertado con fuerza y por ello el Gobierno cumplió el año pasado el objetivo de déficit del 3,1% del PIB. Así lo ha confirmado hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados en la que ha achacado esta situación al espectacular aumento de la recaudación tributaria que el año pasado creció un 6,3% en términos homogéneos: 12.000 millones más,s lo que supone que los ingresos superaron los 198.000 millones de euros. Si bien no alcanza los 200.963 millones estimados, se queda cerca y representa un fuerte incremento a rebufo de la actividad. "España ha tenido un crecimiento del 3,1%", corroboró el ministro. Se cumple así también la previsión de avance del PIB del Gobierno.

«Esta recuperación de ingresos nos va a colocar muy cerca de los máximos históricos, lo que es muy positivo», ha afirmado Montoro. De ser así, la de 2017 seria la segunda mayor recaudación de la Historia tras los 200.676 millones de 2007, justo antes del estallido de la crisis.

Objetivo Presupuestos: primera semana de abril

Debido a estos ingresos casi récord, Montoro llamó a aprobar los Presupuestos para 2018, para actualizar las retribuciones de los funcionarios, la financiación de las comunidades autónomas o las inversiones a acometer. «No actualizar cuando tienes una recuperación de ingresos no es algo que convenga a nadie», ha esgrimido el ministro. Montoro puso una fecha límite para presentar las cuentas: la última semana de marzo o la primera semana de abril, con el objetivo de que los Presupuestos entren en vigor para verano.

La Semana Santa marcará el éxito o fracaso del Gobierno para recabar apoyos parlamentarios. El calendario presupuestario es atolondrado. Montoro ha recordado que hay que aprobar el techo de gasto de 2019 para la última semana de julio con el objetivo de que haya Presupuestos en 2019, para presentarlos en septiembre. Las fechas se echan encima.

El ministro, tras un duro discurso en referencia a Ciudadanos y PNV, lamentó que «algunos grupos» votaran a favor del techo de gasto o de los objetivos de estabilidad y ahora no apoyen las cuentas: «Alguien ha cambiado de opinión», ha acusado el ministro.

Pulso con Ciudadanos y PNV

«Nadie en esta cámara puede decir que no se haya dirigido a ellos. Algunos ni se han tomado la molestia de responder», ha aseverado Montoro. El ministro llamó a «dejar atrás nuestros intereses partidistas, que no son los del Gobierno sino que son los de los otros grupos» para aprobar las cuentas. En todo caso, Montoro ha rechazado que el Ejecutivo vaya a presentar los Presupuestos si no tiene asegurados los apoyos.

En el turno de preguntas, las réplicas de los partidos aludidos han sido generalizadas. «No hemos tenido más noticias de ustedes. No conocemos las estimaciones de ingresos de 2018, no sabemos el cuadro macro. Ustedes no pueden pedir un cheque en blanco. No pueden pedirnos que apoyemos unos Presupuestos sin saber cómo son», ha contraatacado el responsable de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre

El PNV también ha contestado a Montoro. «Nosotros votamos los objetivos de estabilidad. Nunca nos hemos comprometido a nada más», ha respondido la diputada del PNV Idoia Sagastizabal. En todo caso, Montoro ha lamentado que el «independentismo catalán» es «la causa de que hoy tengamos la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2017».