Economía

Cada español debería trabajar 368 días para pagar la deuda pública

Los extremeños son los que más días deberían dedicar para devolver el pasivo de las administraciones, hasta 484

El abultado montante de deuda pública que va creciendo año a año aparece como una amenaza que drenará los recursos de las futuras generaciones. Como muestra un botón: los extremeños deberían dedicar 484 días de trabajo para poder pagar la deuda que les toca de las administraciones autonómica, central y local, según un simulador desarrollado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). Le siguen Castilla-La Mancha con 482 dias y Comunidad Valenciana, con 464. En el otro lado, los ciudadanos más aliviados en este aspecto son los de Madrid (255 días) y País Vasco (264 días). De media, los españoles deberían dedicar 368 días para pagar toda la deuda de sus administraciones. [Arriba puede simular el reparto de deuda por comunidades y los días trabajados que supondría su devolución año a año]

Los habitantes de la comunidad presidida por Guillermo Fernández Vara son los que tiene un escenario más sombrío a tenor de los datos de la Airef. La simulación coge de referencia el PIB de la autonomía y reparte la deuda entre sus habitantes estén o no en edad de trabajar, por lo que también abarca a niños y ancianos. De esta forma, las regiones con menor PIB per cápita lideran el ranking pese a que no tengan una gran deuda autonómica. Es el caso de Extremadura, que no es de las comunidades con más pasivo regional: sus habitantes deberían trabajar más días para pagar la deuda pública autonómica, central y local que los de otras regiones en peor situación.

Al tomar de referencia exclusivamente la deuda autonómica la fotografía cambia. El ranking en este caso lo liderarían los habitantes de Comunidad Valenciana, que tendrían que trabajar 154 días para cubrir la deuda de la Generalitat, ya que es la región con más pasivo en peso del PIB, un 41,7% del PIB. Le siguen las dos autonomías siguientes en nivel de deuda: Castilla-La Mancha con 132 días y un pasivo del 35,8% del PIB, y Cataluña con 131, pues adeuda un 35,9%. En el otro lado de la tabla figuran, de nuevo, País Vasco y Madrid, con 53 días y una deuda de 14,2% y 15,6% respectivamente.

En un escenario neutral, la Autoridad Fiscal cree que hasta 2036 España no bajará su deuda pública al objetivo del 60% del PIB fijado por la Comisión Europea. Hasta entonces incumplirá el límite comunitario. El pasivo de las administraciones comenzará a adelgazar frente al PIB a partir de 2018 ya que según la Airef alcanzará el 100,5% este año, cerrará en el 100,2% en 2017 y no bajará del 100% hasta 2018, al 99,9%. Estas estimaciones empeoran las del Gobierno, que prevé en el Programa de Estabilidad que la deuda cierre este año en el 99,1%, en el 99% en 2017 y en el 97,9% en 2018. Pese a ello, la Airef puntualiza que el perfil de la deuda de las administraciones es «sostenible».

La Autoridad Fiscal también destaca el coste financiero que debe afrontar cada comunidad por la deuda que ha emitido, es decir, el interés que paga. Curiosamente, Navarra es la que paga más por endeudarse, un 2,9% de tipo de la deuda viva –que incluye todo lo emitido–. Ello se explica porque la comunidad no se ha acogido a los instrumentos de liquidez desplegados por el Estado para financiar a las regiones a un coste bajo, ya que podía endeudarse en los mercados que le cobran un mayor interés. Debido a ello, le sigue Madrid (2,5%), que también optó hasta el año pasado por buscar financiación al margen del Estado. La autonomía que menos paga por su deuda es La Rioja, con un 0,7%.

La Administración Central paga un interés del 3% por la deuda en circulación. Pese a que en la actualidad el interés está en mínimos históricos, en torno a un 1%, este elevado tipo se explica porque mucha de la deuda en circulación se emitió en los años en los que la prima de riesgo estaba disparada y el interés del bono a diez años volaba por encima del 7% allá por 2012.

La Airef actualizará de manera trimestral su Observatorio de la Deuda, con las variables más importantes y sus previsiones del pasivo de las administraciones. Además, los ciudadanos dispondrán de un simulador en el que podrán introducir diversos escenarios (crecimiento, inflación para los próximos años o déficit) para calcular cuál será el nivel de deuda pública futuro y cuántos días correspondería por comunidades.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios