Copa Castro

El "Yamamay" se adjudica la Copa Castro

El barco cántabro superó al "Maitena", "Despeinada", "Phoenix" y "Tana"

El "Yamamay" se adjudica la Copa Castro

La Copa Castro seguirá un año más en la localidad cántabra y no en Getxo. Y todo porque el ‘Yamamay’ de Javier Gallo volvió a cumplir los pronósticos en un fin de semana lluvioso en el mar Cantábrico y se apuntó una vez más esta competición tras las pruebas celebradas entre Getxo y la localidad cántabra, las últimas íntegramente en aguas de Castro Urdiales. La tripulación del Real Club Marítimo de Santander superó en la general final de la clase AB al ‘Maitena’ de Mikel Emaldi, al ‘Despeinada’ de Carlos Maidagan, al ‘Phoenix’ de Ricardo Peña y al ‘Tana’ de Javier Chávarri. El patrón del ‘Yamamay’ levantó una Copa Castro que ha obtenido ya en once ocasiones desde que arrancó el nuevo milenio (2000, 2001, 2002, 2005, 2006, 2009, 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016). En la clase CD se impuso en esta edición el ‘Portu’ vizcaíno de Antonio Tena, mientras el ‘Katxoka’ de Gonzalo Díaz Munio fue el primero entre los monotipos J 80 y el ‘Taramay’ de Roberto Llano se apuntó la clase First 8, estos dos últimos representantes del club de Castro.

La Copa Castro es una de las competiciones a vela más antiguas de las que se disputan y figura como la primera regata crucero (en travesía) organizada por un club de vela del país. Fue creada por el Real Sporting Club en 1907 con un recorrido que discurrió entre los puertos de Getxo y Castro Urdiales. Y es un caso único en la vela española, ya que se trata de un trofeo donado por todo un pueblo -Castro Urdiales- y adquirido por suscripción popular entre sus vecinos. La desaparición del trofeo, en 1973, durante el incendio de la sede vizcaína del Real Club Marítimo del Abra, pareció marcar el definitivo final de esta regata que ya ha superado con creces su centenario. Pero la prueba, ganada de nuevo por el ‘Yamamay’, se recuperó en la década de los 90 del siglo pasado. El salto dado por la Copa Castro, evidente en los 18 años de nueva andadura, no le ha hecho perder una de sus principales señas de identidad, la de hermanar a dos flotas vecinas, a los dos Clubes (Real Club Náutico de Castro Urdiales y Real Club Marítimo del Abra - Real Sporting Club) y a los dos pueblos que las acogen: Getxo y Castro Urdiales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios