El «Princesa Yaiza» lidera la Copa de Campeones de Marina Rubicón

Los tetracampeones del mundo dominaron prácticamente de principio a fin las cuatro regatas disputadas el viernes

Actualizado:

El Hotel Princesa Yaiza, patroneado por Rayco Tabares, ha ganado este fin de semana la I Copa de Campeones de J80 – Trofeo Marina Rubicón. Los tetracampeones del mundo dominaron prácticamente de principio a fin las cuatro regatas disputadas el viernes, logrando tres primeros puestos y un segundo. Tabares acompañado por Alfredo González, Héctor González, Lai Torres y Mariano de León cumplió todos los pronósticos en esta primera edición del trofeo, organizado por el Club Náutico Castillo del Águila, con el patrocinio de Marina Rubicón y la colaboración de la Asociación J80 Lanzarote.

El resto de la flota luchó en un precioso duelo por completar el podio al que subieron finalmente el equipo vasco del AD Grupo Garatu, con Iker Almandoz a la caña e Iñigo Jáuregui, Eneka Juanena y Borja Ponte; y en tercera posición, el Marina Rubicón II, patroneado por Rafael Lasso, con Manuel Echevarría, Cristian Roca y Oliver Rodríguez. El Bribón Movistar de Gonzalo Morales fue cuarto, seguido de DaBruno-Marbella Team patroneado por Pepequín Orbaneja, Marina Rubicón I de Miguel Lasso, Testaruda de Pablo Rompeltién que tuvo que abandonar en la segunda prueba por rotura del timón y Dragohomes.com del gallego Jesús Pintos que rompió el palo de su monotipo en la tercera manga.

En la jornada de entrenamiento del jueves ya se vio un gran nivel entre todas las tripulaciones, entre las que estaban además de los vigentes campeones del mundo, de la copa del Rey y de la liga insular de la clase, jóvenes y veteranos regatistas como el canario Kevin Cabrera del Spanish Impulse, el tres veces campeón del mundo Domingo Falero esta vez en el Bribón Movistar, Carlos Hernández, ex del equipo Mapfre en la edición anterior de la Volvo Ocean Race, el canario Javier Padrón o los jovencísimos hermanos Stinga del Real Club Náutico de Arrecife.

El palmarés de los participantes prometía un buen espectáculo en el agua y la sesión del viernes no defraudó. Se pudieron celebrar cuatro pruebas, con muy buenas condiciones para la navegación, un viento rolón del norte-nordeste de unos 20 nudos de intensidad, con rachas de más de 25 nudos. Después de un día apasionante en el agua, los ocho equipos se reunieron en el restaurante Harbour View de Marina Rubicón para una cena informal de confraternización. El sábado, un viento inestable que dejaba rachas de más de 30 nudos en la Bahía de Playa Blanca obligó al comité de regatas, acertadísimo todo el campeonato, a suspender la jornada. El restaurante La Cubierta ofreció una paella de despedida y fue el escenario para el acto de entrega de trofeos en el que los patrones confesaron su deseo de volver el próximo año a esta Copa de Campeones de Marina Rubicón, que pretende consolidarse en el calendario “jotaochentista”.