José Luis Suevos - Ganando Barlovento

Por fín uno con experiencia José Luis Suevos

José Ramón Lete tiene la oportunidad de pasar a la historia como el regenerador del deporte español

Bueno, parece que después de tantos años (Benito Castejón 1977) alguien se ha dado cuenta de que para ser presidente del Consejo Superior de Deportes no solo hace falta ser un enchufado o tener que militar en un partido, también ha de ser una persona que haya mamado el deporte desde abajo y, a ser posible, que haya llegado a ser alguien en el deporte español. El Partido Popular, que tiene en sus filas a muchos buenos y grandes deportistas, siempre ha pecado de colocar a inútiles al frente del CSD. El PSOE, también, ¡oiga! Que yo recuerde, después de Javier Gómez Navarro y un poquito con Rafael Cortés Elvira, por aquello de la continuidad, no ha vuelto a ocupar ese puesto ninguna persona con coherencia.

El nuevo Gobierno de España nos presenta a José Ramón Lete en sustitución de Miguel Cardenal. Lete, al que tuve la oportunidad de conocer en alguna de las regatas de la Galicia de Fraga está avalado como deportista porque jugó en Primera división de baloncesto en las filas del Estudiantes, el CAI, el Breogán, el Obradoiro, lo que quiere decir que sabe lo que cuesta llegar. También le avala la experiencia que tiene el haber sido el máximo responsable del deporte gallego, además de otros cargos políticos.

"Haga usted una política de deporte de base y acabe con los pucherazos en las elecciones de la federaciones y del COE"José Luis Suevos

Ya tiene a favor muchas cosas más que no tenían ninguno de sus antecesores, entre los que se encuentran el tal Lissavetzky y Gómez Angulo, además del breve paso de Albert Soler y de Cardenal.

Es hora de que se levanten las alfombras, señor Lete. Usted puede pasar a la historia como el gran reformista del deporte español y no lo tiene nada difícil. Solo tiene que echar su pensamiento marcha atrás y recordar lo que pensaba cuando usted era un simple deportista con muchas ganas de triunfar. Seguramente juraría en arameo por la situación del deporte español por aquel entonces. Es hora, pues, de que aplique usted sus ideas de deportista y deje un tanto al lado las políticas. En el deporte no hay ni izquierdas ni derechas, pero sí hay un rumbo que seguir, el de la coherencia.

Haga usted una política de deporte de base y acabe con los pucherazos en las elecciones de la federaciones y del COE. Pida transparencia y no deje que su mano tiemble.

Basta ya, señor Lete de tanto vividor y tanto vendedor de tranvías. Haga usted una buena limpia en las federaciones y no se olvide de que también hay que «barrer» las escaleras del COE, órgano que lleva tres legislaturas sin valer absolutamente para nada y del que no hay unas cuentas públicas que nos digan cuánto se gasta su presidente en representación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios