Una especie humana fantasma podría haberse reproducido con los ancestros de poblaciones subsaharianas actuales
Una especie humana fantasma podría haberse reproducido con los ancestros de poblaciones subsaharianas actuales - Bob Wilder/University at Buffalo

Las seis noticias científicas más sorprendentes de la semana

El escalofriante interior de la central de Fukushima, la especie humana fantasma o la auténtica procedencia de la extraña señal del espacio, entre lo más impactante

MadridActualizado:123456
  1. Combustible nuclear fundido en Fukushima

    Cuando el pasado 11 marzo de 2011 un tsunami y un terremoto de magnitud 9,0 devastaron Japón y mataron a unas 18.500 personas, al principio nadie esperaba que la catástrofe pudiera ser aún peor. Pero estos dos desastres dañaron los sistemas de refrigeración de la central nuclear de Fukushima. Los fantasmas de Chernóbil despertaron de nuevo cuando los reactores 1, 2 y 3 de la central quedaron fuera de control y el combustible de su interior se fundió parcialmente.

    Desde el pasado 19 de julio, Tepco, la operadora de la central nuclear, ha logrado explorar las entrañas de los reactores con un robot submarino. Las imágenes, filmadas en el reactor 3, han mostrado la presencia de una sustancia a veces grisácea y otras veces anaranjada que parece ser el combustible nuclear fundido. De confirmarse, se trataría de la primera vez que se logra encontrar este material después del accidente. Sigue leyendo...

  2. La especie humana fantasma

    Un estudio publicado recientemente en Molecular Biology and Evolution ha descubierto en la saliva de los humanos actuales pruebas de la existencia de una especie humana fantasma -carece de fósiles que demuestren su existencia-, que se habría reproducido con los ancestros de poblaciones subsaharianas actuales. Sigue leyendo...

  3. Los otros Big Bangs de Roger Penrose

    El «ruido» que acompañaba a las ondas gravitacionales detectadas por el observatorio LIGO (en septiembre de 2015 y en febrero de 2016) podría ser mucho más que eso. De hecho, en él podría ocultarse la evidencia de que el universo, tal y como afirma la Cosmología Cíclica Conformada (CCC), teoría enunciada hace más de una década por los físicos Roger Penrose y Vahe Gurzadyan, consiste en realidad en una sucesión de «eones» que se superponen en el tiempo. Cada eón, según la teoría, estaría marcado por su propio Big Bang. Sigue leyendo...

  4. Una anomalía gravitacional en la Tierra

    La física cuántica es una especie de país de las maravillas donde puede ocurrir lo más extraño posible, como que dos cosas contrarias sucedan al mismo tiempo. Es el caso del famoso gato de Schrödinger, que puede estar vivo o muerto a la vez. Ahora, un equipo internacional de físicos ha observado en laboratorio por primera vez uno de esos exóticos efectos teóricos de la física de partículas que hasta ahora se pensaba que solo ocurría en inmensos campos gravitacionales, cerca de un agujero negro, o en los inicios del Universo, justo después del Big Bang. El hallazgo podría ayudar a comprender los orígenes del Cosmos y mejorar el proceso de conversión de energía de los aparatos electrónicos. Sigue leyendo...

  5. La extraña señal era... ¡un satélite!

    El pasado 12 de mayo, un equipo de científicos del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico, detectaba una "extraña señal de radio" procedente de la estrella Ross 128, a solo 11 años luz de distancia. El asunto despertó de inmediato un gran interés, tanto en la comunidad científica como entre el público en general. La falta de una explicación plausible, además, volvió a suscitar la gran pregunta: ¿Estaríamos por fin ante la primera y esperada señal de una civilización extraterrestre? La respuesta es no. Nuevos datos del mismo equipo de investigadores han confirmado, en efecto, que la emisión detectada es una interferencia procedente de un satélite (humano) situado en una órbita muy alta. Sigue leyendo...

  6. La furia de Dios no acabó con todos los cananeos

    Hace miles de años, en la parte del mundo que ahora ocupan Israel, Palestina, Líbano, Siria y Jordania, vivía el influyente pueblo cananeo. Fue el creador del primer alfabeto, estableció colonias por el Mediterráneo y la Biblia les menciona numerosas veces. Los textos sagrados describe sus ciudades como «grandes y con murallas que llegaban al cielo» y sus «carros de hierro», pero también a sus dioses paganos, sus sacrificios de niños y otras perversidades y excesos de tal calibre que finalmente Dios ordenó su aniquilación.

    ¿Desaparecieron realmente los cananeos o alguno se libró del exterminio bíblico? Los expertos han debatido durante mucho tiempo qué les sucedió y si aún tienen algún descendiente vivo. Para aclarar el misterio, investigadores del británico Wellcome Trust Sanger Institute secuenciaron los genomas completos de cinco individuos cananeos de hace 4.000 años que vivieron en la ciudad conocida como Sidón en el Líbano actual y los compararon con otras poblaciones antiguas y actuales. Los resultados no dejan lugar a dudas: los modernos libaneses son sus descendientes directos. Sigue leyendo...