Primavera-verano 2017

Miguel Marinero presenta su primera colección textil

Los entrantes de la 64 edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid traen estas novedades: el afamado peletero y su hijo Nicolás Marinero lanzan su primera colección textil, exclusivamente femenina

MARISOL NAVARRO - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Hay un dicho popular que dice que dos personas son pareja y tres, multitud. No es el caso de la firma Miguel Marinero, donde el padre se ha rodeado desde hace ya más de diez años de su hijo Nicolás y de su hija Inés. Hacen el trío perfecto. La experiencia la pone Miguel Marinero, y el aire fresco y renovado lo han traído su hijo, el diseñador Nicolás, al que se le puede hacer artífice de la bonita colección que nos presentó ayer, y su hija Inés, que “es la que manda”, dicen ellos, la que lleva con maestría una parte importante de la empresa.

“Desde hace tiempo venimos dando vueltas a la posibilidad de dar a nuestras clientas algo más que abrigos, queremos que vistan de Miguel Marinero durante todo el año”, nos comentaba Nicolás delante de los 18 looks que presentaba ayer, junto a su padre, en un entorno emblemático de Madrid como es el Hotel Santo Mauro. Ha sido la antesala de la que 64 edición de la pasarela MBFWMadrid que empieza hoy.

“Social Club, que es el nombre con el que ha sido bautizada esta colección, nos transporta a los grandes años veinte, cuando la mujer empezaba a romper barreras, buscaba su libertad, pero sin perder ni la elegancia ni la feminidad a la hora de vestir, algo que supo interpretar a la perfección la grande de las grandes: Coco Chanel. “Siempre ha sido una diseñadora muy admirada en mi casa”, nos comenta Nicolás. Un buen punto de partida para iniciar esta carrera textil, la carrera peletera ya la tienen ganada.

Pese a que nos confiesa que le ha resultado mucho más complicado tratar con estas ricas telas que con pieles, el resultado final no lo aparenta. La colección estaba dividida en dos partes: para el día (un día muy especial tiene que ser) y los vestidos largos para la noche. Una gran riqueza de texturas: gasas, tulles, organzas, crêpes, en colores beiges, tierras, pasteles y blancos. Y un denominador común, además de la inspiración años veinte en los cortes, también en los dibujos, la silueta del rascacielos Crysler estadounidense de estilo art decó estaba presente en muchos vestidos y en las estolas de zorro que complementaban los looks.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios