Botellas de cava en Segura Viudas
Botellas de cava en Segura Viudas - INES BAUCELLS

La poco conocida historia del cava que te sorprenderá

La palabra cava se introdujo en 1959. Ahora, este vino espumoso se elabora en diez provincias a partir de distintas variedades de uva

Actualizado:

Una orden ministerial de 2 de julio de 1959 permitió por primera vez a los elaboradores de vinos espumosos hacer constar en sus etiquetas que su producto ha sido «criado y elaborado en cava». Once años después, en el Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes de 2 de diciembre de 1970 aparece ya oficialmente la definición de cava como vino espumoso natural «cuya segunda fermentación se realiza en botella». Y en la Reglamentación de Vinos Espumosos y Gasificados de 27 de julio de 1972 se incluye la definición de cava en su artículo 3 «como vino espumoso natural, cuyo proceso de elaboración y crianza, desde la segunda fermentación hasta la eliminación de lías inclusive, transcurre en la misma botella en que se ha efectuado el tiraje». En ese mismo reglamento se constituye el Consejo Regulador de los Vinos Espumosos, con capital en Villafranca del Penedés, que daría origen al actual Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava.

Estos son los antecedentes a la creación de la Región del Cava a través de una orden ministerial en febrero de 1986: «La denominación Cava queda reservada a los vinos espumosos de calidad, elaborados por el método tradicional, producidos de acuerdo con la normativa de la CEE y la española aplicable, en una región determinada». En esa orden se incluían municipios de las cuatro provincias de Cataluña más dos de Zaragoza, dos de Navarra, tres de Álava y dieciocho de La Rioja. Una sentencia de marzo de 1989 del Tribunal Supremo, tras un recurso interpuesto por la sociedad Torre Oria (bodega de Requena, Valencia), anuló el anexo de la orden de 1986 en la que se incluían la relación de municipios que componían la región determinada por la denominación Cava. Y el 14 de noviembre de 1991 se aprobó el Reglamento de la Denominación Cava y de su Consejo Regulador, en el que se añadieron los municipios de Almendralejo (Badajoz) y Requena (Valencia) a la Región del Cava. En total, 159 municipios de diez provincias.

En octubre de 2015, y después de que en los últimos años algunas bodegas hayan abandonado la Denominación de Origen Cava, ésta presentó una solicitud para incluir la mención de Cava calificado a determinados parajes, solicitud aprobada por el Gobierno de España en julio de este año. Son doce reconocimientos como «parajes calificados»: Vinyes de Can Martí, Turó d’en Mota, Serral del Vell, Vallcirera, La Capella, Can Sala, La Pleta, El Tros Nou, La Fideuera, Can Prats, Terroja y Font de Jui.

Esta es la historia del Cava en España, desde que en 1959 se permitió la introducción de la palabra «cava» en las etiquetas de vinos espumosos, hasta 2017. Un vino espumoso que se elabora en diez provincias a partir de distintas variedades de uva. Tres principales: macabeo (viura), xarel.lo y parellada. Y también las blancas malvasía (subirat parent) y chardonnay, y las tintas garnacha tinta, monastrell, pinot noir y trepat, esta última sólo para vino rosado.