Seis Corpus en España que brillan más que el sol

La gran fiesta de la primavera se celebra en toda España el jueves 31 de mayo o el domingo 3 de junio

Actualizado:

La fiesta del Corpus Christi es el jueves que sigue al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera del hemisferio norte. En algunos países esta fiesta ha sido trasladada al domingo siguiente para adaptarse al calendario laboral. Este año se celebra el jueves 31 de mayo o el domingo 3 de junio

123456
  1. Los Hombres del Musgo. Béjar (Salamanca)

    Los hombres del musgo, en Béjar (Salamanca)
    Los hombres del musgo, en Béjar (Salamanca) - DAVID ARRANZ

    Pasaron a la historia aquellos Corpus en «jueves que relumbraba más que el sol». Con alguna excepción, como en Toledo o en Redondela (Pontevedra), casi todos se celebran ahora en domingo (este año, día 18). Pero fue -y todavía sigue siendo- una de las fiestas más complejas por la diversidad de personajes que participan. La gran fiesta de la primavera. En ellos quedan restos de antiguos autos sacramentales convertidos en procesiones, danzas, saltos sobre niños, alfombras de flores, desfiles de animales mitológicos y máscaras... En muchos subyace en el fondo la lucha entre la Virtud y el Pecado, con el triunfo final de la primera.

    [Las fiestas del verano españolas que admira todo el mundo]

    Los Hombres del Musgo. Béjar (Salamanca)

    Desfilan seis personajes cubiertos de pies a cabeza con musgo. Se recuerda la toma de la ciudad por los cristianos (en el siglo IX), quienes, disfrazados así, consiguieron acercarse a la puerta «de la Traición» para introducirse en la villa. Desde el XVII hay datos del desfile de estos hombres de musgo en la procesión del Corpus acompañando al Santísimo y a niños de Primera Comunión por las calles durante casi cinco horas.

  2. El Colacho. Castrillo de Murcia (Burgos)

    La botarga salta sobre niños nacidos en el último año, en la fiesta de El Colacho
    La botarga salta sobre niños nacidos en el último año, en la fiesta de El Colacho - AFP

    El «Colacho» es una especie de botarga vestida de vivos colores, quien, cubierta la cara con una máscara, salta por encima de colchones en los que están los niños nacidos durante el último año. Se cree que libera a los pequeños de enfermedades como la hernia, cuyo origen, en la Edad Media, se atribuía al diablo. La fiesta se remonta a 1620. En las puertas de algunas casas se colocan altares. Es, o al menos era, tradición que la joven que cogiera al niño después del salto se casaría antes del próximo Corpus.

  3. El Apostolado. Laguna de Negrillos (León)

    Corpus en Laguna de Negrillos
    Corpus en Laguna de Negrillos - C. JUSTEL

    En la procesión destaca el «Sebastián», antiguo capitán de bandidos, que encabeza el cortejo, cubierto con mantón de manila y arrastrando los zapatos. Detrás Jesucristo, acompañado por los doce apóstoles con caretas y cada uno con su símbolo. Junto a ellos, danzantes con faldillas blancas que bailan a ambos lados del cortejo, marchando de espaldas, para no dejar nunca de mirar a la Custodia. Son bailes de claro simbolismo guerrero y sagrado.

  4. Alfombras de flores. Redondela (Pontevedra)

    Calle alfombrada en Redondela, Pontevedra
    Calle alfombrada en Redondela, Pontevedra

    En numerosas lugares, el Corpus se celebra alfombrando las calles con plantas y dibujos con pétalos de flores. Las alfombras con dibujos aparecerían mucho mas tarde. En esta localidad gallega hace también su aparicion la «tarasca» (un dragón que representa el mal) que devoró a todas las jóvenes excepto a dos panaderas y a dos niñas. Por ello se celebran danzas con dos mujeres llevando en equilibrio a un par de niñas vestidas de angelitos, mientras a su alrededor los marineros bailan Danzas de Espadas, en recuerdo de la muerte del dragón. El principal día aquí también es el jueves.

  5. Procesión de la Custodina (Toledo)

    Procesión del Corpus, en Toledo
    Procesión del Corpus, en Toledo - ANA PÉREZ HERRERA

    Declarado de Interés Turístico Internacional, se viene celebrando desde el siglo XVI. Destaca la gran procesión -de los pocos sitios en los que se sigue haciendo el jueves, que este año es el próximo 15 de junio- donde figura la famosa custodia de oro de Enrique de Arfe. Las calles se alfombran de hierbas aromáticas y se adornan con enormes tapices, colchas y mantones. En el cortejo, que acompaña al Santísimo, figuran Hermandades, Capítulos y Gremios: Caballeros Mozárabes, del Santo Sepulcro, del Capitulo Hispanoamericano, Infanzones de Illescas..., cada uno de ellos con sus respectivos y coloristas uniformes.

  6. El Gran Cortejo (Valencia)

    La Moma, en representación de la virtud, y los siete Momos, en representación de los siete pecados capitales, durante la procesión del Corpus Christi de Valencia
    La Moma, en representación de la virtud, y los siete Momos, en representación de los siete pecados capitales, durante la procesión del Corpus Christi de Valencia - EFE/Kai Försterling

    La procesión del Corpus valenciano es una de las más coloristas de España. Hay actos todo el fin de semana, pero es el domingo cuando sale el gran cortejo desde la catedral. Destacan las «rocas» (tronos alegóricos) y los gigantes que danzan al son de la dulzaina, la moma y los momos (danzando), los cavallets... y numerosos personajes del Antiguo y Nuevo Testamento con sus símbolos. Cerrando el cortejo, la Custodia con el Santísimo.