Viajar - Asia

La cueva de hielo que nunca se derrite

La caverna Ningwu, en China, se formó hace unos tres millones de años

La cueva de hielo que nunca se derrite

China oculta fantásticos tesoros que van más allá de su legado histórico y cultural. Uno de ellos es la «Cueva de los 10.000 años» o Wanniandong, una verdadera cueva de hielo situada en el condado chino de Ningwu, a una altura de 2.300 metros sobre el nivel del mar con unos ochenta y cinco metros de profundidad y que se formó durante la era de hielo en el periodo Cenozoico, hace unos tres millones de años.

Este «palacio de hielo», nombrado geo-parque nacional en 2005 y un lugar de Interés Turístico Nacional en 2011, es la cueva de hielo más famosa de China, con el mayor volumen de agua congelada. Cuenta con cinco niveles -aunque solo tres son visitables- conectados por escaleras de hielo y puentes, con capacidad para albergar a decenas de personas.

El visitante que se adentre en esta fantástica cueva deberá hacerse con una gruesa prensa de abrigo debido a las bajas temperaturas de la cavidad de más de 20 metros en su parte más ancha y de diez metros en su parte más estrecha y que ofrece una gran variedad de creaciones de hielo tales como columnas, cortinas, cascadas, flores y hasta figuras de perfiles humanos.

Si ya de por si la cueva de Ningwu es una auténtica maravilla de la naturaleza el misterio se acentúa al conocer la existencia de su vecino, un volcán activo situado a tan solo 500 metros.

Los científicos explican que el «volcán» es en realidad la consecuencia de la combustión espontánea del carbón, ya que esta región China es rica en este mineral sin embargo, hasta ahora no se hay realizado una investigación real. Mientras tanto, año tras año la cueva de Ningwu añade hielo sin verde afectada por su también peculiar vecino.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios