Seis casas rurales perfectas para hacer surf

Opciones cerca de la playa para disfrutar sin prisas de una jornada surcando olas

Actualizado:123456
  1. La Wave Surf House (Somo, Cantabria)

    La Wave Surf House es una confortable posada rural que se encuentra en las afueras de la localidad de Somo, en la comunidad de Cantabria.

    Somo pertenece al municipio de Ribamontán al Mar, y se ubica en un enclave que la convierte en un destino ideal para unas completas vacaciones, ya que no sólo dispone de 5 kilómetros de playa sino que también se halla junto a espacios tan atractivos como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, además de distanciarse tan sólo 24 kilómetros de la ciudad de Santander.

    [Las mejores playas para hacer surf]

    El alojamiento ofrece 6 habitaciones dobles con baño, televisión y conexión a internet, así como un apartamento, con entrada independiente, con capacidad para 6 personas. Dispone de unas agradables zonas comunes, como el salón con chimenea o el jardín, donde encontraremos un espacio con barbacoas y todo lo preciso para comer al aire libre.

    No sólo es una zona ideal para la práctica del surf, sino que además los dueños del alojamiento poseen una escuela de dicho deporte, situada en la misma localidad de Somo.

  2. Casa Rural Telleri (Sopelana, Vizcaya)

    Este alojamiento se halla en plena costa vasca, en Sopelana, un atractivo municipio de la provincia de Vizcaya, que forma parte de la comarca de Uribe, y que constituye un punto de gran afluencia turística. Su litoral es muy apropiado para la práctica del surf.

    El alojamiento es una confortable vivienda, aislada y rodeada de naturaleza, situada a tan sólo 10 minutos andando de dos bellísimas playas, la de Arriatera y la de Barinatxe. Su capacidad es de 12 plazas, y ofrece unas habitaciones decoradas cada una con su propio estilo, todas ellas con televisión y baño con artículos de tocador gratuitos. Son amplias y luminosas, dando todas al jardín.

    La casa, que ha sido decorada con un estilo rústico elegante y acogedor, tiene también un agradable salón con chimenea y un comedor, así como unos extensos jardines.

    Sopelana es una interesante localidad atravesada por el río Gobelas, donde podemos ver algunas de las obras que conforman su legado histórico, como su bonita Iglesia de San Pedro, la ermita de San Andrés, la ermita del Carmen o sus diversas esculturas urbanas.

  3. La Casona del Terienzu (Villaviciosa, Asturias)

    La Casona del Terienzu es otro de los alojamientos rurales desde los cuales podemos practicar el surf. Se halla en la comunidad asturiana, en la parroquia de Selorio, perteneciente al municipio de Villaviciosa, en plena Comarca de la Sidra. En ella se encuentra la famosa Playa de Rodiles.

    Se trata de un complejo que ofrece unos atractivos apartamentos a 16 minutos andando de la playa, y en un bello entorno natural, ya que se ubica en la Reserva Natural de la ría de Villaviciosa.

    Los apartamentos son muy acogedores, pintados con colores cálidos y alegres, y con una decoración agradable e ideal para el descanso. Cada uno de ellos tiene dos habitaciones dobles, salón y cocina. El salón dispone de televisión y caja fuerte. Se ofrecen algunos servicios gratuitos como el aparcamiento y la conexión a internet.

    Además de disfrutar de la playa y del surf, en Selorio podemos contemplar su Iglesia de Santa Eulalia, declarada Bien de Interés Cultural, y en Villaviciosa encontraremos un patrimonio de gran valor, con obras como el conjunto arquitectónico formado por el Templo de San Salvador de Valdediós, la Iglesia de Santa María y un convento monacal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

  4. Casa Rural Jesuskoa (Zumaia, Guipúzcoa)

    Este alojamiento, otro desde los cuales podemos dedicarnos a la práctica del surf, se encuentra en la localidad vasca de Zumaia, en la provincia de Guipúzcoa.

    Zumaia es una atractiva población marinera situada en una atractiva bahía en la que verten sus aguas los ríos Narrondo y Urola.

    La Casa Rural Jesuskoa es un antiguo caserío, una majestuosa construcción de piedra y madera de roble edificada en el siglo XVIII, con el estilo típico de la zona y de la época. Ofrece 8 habitaciones de matrimonio con baño y televisión, así como también un apartamento de 4 plazas con todos los enseres necesarios.

    El alojamiento dispone de zonas comunes, como su salón con chimenea, otro salón para convenciones, huerta o parque infantil. Ofrece además varios servicios como la conexión gratuita a internet, servicio de desayuno y cena e incluso un servicio de bar.

    Desde la casa, que se ubica en pleno Camino de Santiago, no sólo podremos practicar surf y disfrutar de los otros alicientes que nos ofrece su costa, con playas como la de Itzurun o la de Santiago, sino que también podremos conocer parajes naturales muy atractivos, como el valle de Urola, el valle del Lastur, el monte Ernio o el Parque Natural de Pagoeta.

  5. Leira Antiga (Cedeira, La Coruña)

    Leira Antiga es un atractivo y moderno hostal rural, que se halla en la localidad gallega de Cedeira, en la provincia de La Coruña. Se ubica en un enclave de una gran belleza, entre los bellos escenarios de las Rías Altas, en la zona del Cabo Ortegal. Es también un alojamiento ideal para quienes deseen practicar el surf.

    Cedeira se sitúa junto a una ría en la que desemboca el río Condomiñas, y posee unas atractivas playas como la de la Magdalena, la de las Burbujas o la de las Sonreiras.

    El hostal ofrece confortables habitaciones con baño y sala de estar, todas ellas con bonitas vistas al mar o a la montaña. En los baños hay secador y artículos gratuitos de tocador. Ofrece servicios como la conexión a internet y el aparcamiento, ambos gratuitos. Dispone además de unas fantásticas instalaciones, como su centro de spa, su piscina cubierta o su restaurante especializado en cocina gallega.

    En los alrededores podremos disfrutar de un gran número de parajes interesantes y de gran belleza, ya que no podemos olvidar que nos encontramos en los espectaculares escenarios de las Rías Altas.

  6. Mirador das Areas (Carballo, La Coruña)

    El Mirador das Areas es un alojamiento de turismo rural situado en la localidad de Carballo, en la comarca de Bergantiños, cerca de la emblemática Costa da Morte en La Coruña.

    En cuanto al alojamiento, se trata de una bonita casa de campo, decorada con un estilo rústico muy apropiado y acogedor, equipada con todo lo necesario y situada muy cerca de la playa. Tiene una capacidad de 6 plazas,y admiten mascotas.

    Las habitaciones se han decorado cuidando el más mínimo detalle. Constan de una bañera y algunas tienen el techo abuhardillado con unas espectaculares vistas del mar desde la cama. Dispone también de unas agradables zonas comunes, como salón con chimenea, zona infantil, jardines, zona de barbacoa y piscina.

    El enclave del alojamiento nos permite visitar algunos parajes realmente espectaculares, como el espacio natural de Razo-Baldaio o la Costa da Morte y todos los impresionantes rincones que guarda.